Razones para no ir a Jumbo.

10 Feb
Publicado por Majo García Menéndez en 15:07

“che, algo falló. fui al jumbo a comprar pescado y sali con un tender. (?)”
15 minutes ago from TweetDeck

Cada vez que voy al Jumbo me pasa lo mismo. Entro queriendo comprar un detergente y unos carilina y salgo con dos platos de metal para el perro, un aparato para limpiar los vidrios, seis postit rosas y doscientas cosas mas que no necesito.
Lo de hoy era facil.
El pescado del super de cerca de casa estaba bastante flojo, asi que me fuí a comprar a Jumbo. Era: entrar, ir directo a la zona de pescadería, pedir lenguado, agarrar la bolsa y volver a las cajas, pagar e irme.
¿Qué me pasó? Entré y lo primero que ví fueron las cartucheras de bakugan de dos pisos que Javier quiere para el colegio. Y recordé que no tiene carpeta oficio, que tambien me pidieron y había. De bakugan, obvio.
Resistí la tentación de meterme en menaje de cocina (léase todas esas cosas que venden para la cocina y que son absolutamente inutiles como el pincel para pincelar de manteca los choclos, la espumadera para clarificar esa misma manteca y las fuentes ovaladas que no giran en el microondas.)
Pasé, eso si, por la parte de pequeños electrodomésticos a ver si encontraba una juguera de las que quiero y había miles pero carisimas y con millones de accesorios, asi que segui mi ruta hacia la pescadería.
Compré el lenguado y pensé: “¿Habrá limón en casa?” Vaya usted a saber, las leyes de murphy son así: si compro, tengo 3 kilos en la heladera. Si no compro, no queda ni un cuarto de limon reseco. Por eso compré. Y si compro limón, compro lechuga que no queda, tomates que se comen todos, choclo y unas zanahoritas divinas, peladas y lavadas que al Tute le van a encantar.
Sigo mi camino y recuerdo que Paz necesitaba algo de perfumería. Y de pronto veo los tenders. ¡Magnífica visión! El tender de casa está roto y la ropa no se seca bien. Y venden unos divinos, con alas desplegables… meto como puedo uno en el carro y juro que me voy, pero antes paso por la parte de piletas y tengo el agua de la mía medio verde, asi que necesito clarificador, alguicida, cloro shock y un tester de ph porque el que tengo esta bastante fulero.
Llego a la caja y por suerte no hay nadie, asi que no tuve tiempo de comprar las pilas, papas fritas y afeitadoras que venden donde uno hace la cola.
Volví a casa chocha. Esta noche comemos pescado. ¡Y con la ropa seca!

Anuncios

Una respuesta to “Razones para no ir a Jumbo.”

  1. Majo Grillo (@majogrillo) junio 29, 2018 a 10:36 am #

    Entré para buscar la receta de los cuadraditos de limón y encontré esta crónica del súper. Lo único que me limita para que me pase exactamente lo mismo es que no tengo auto. Solo puedo cargar lo que quepa en el chango o en las bolsas. Los supermercados hacen que compremos hasta lo que no necesitamos, igual que Mercado Libre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: