1° día de clases

2 Mar

Alegre muchachada, si a partir de ahora escuchan pataleos, llantos y maldiciones, es mi tesorito despertandose para ir al colegio.
about 15 hours ago via TweetDeck

Llegó el día y volvimos al colegio. Anoche la cosa se puso espesa, como era de esperarse. Después de 3 meses de vivir como un adolescente renegado, acostandose a las 3 de la mañana, viviendo el día entero en patas y durmiendo hasta las 12, hubo que cambiar radicalmente de hábitos. Nada fácil, para que voy a mentir.
Lo mandé a bañarse a las 8, le saqué los piojos a las 8:15, le puse a la fuerza el pijama a las 8:30 y lo mandé al papá a que compre MacDonalds a las 8:35. Para las 9:15, hora del toque de queda habitual ya se había lavado los dientes y estabamos rezando el Jesucito de mi vida.
9:16 apagué la luz y dije buenas noches. Y canté victoria. Mal hecho. A las 11:30 descubrí, sorprendidisima por cierto, que el tipo andaba dando vueltas. Ante la excusa de “no tengo sueño” deambulaba sin rumbo fijo por la casa. Lo mandé de vuelta a su cama varias veces y la misma cantidad de éstas, el tipo me ignoró. A las 12 fuí a dormir yo y se metió en mi cama. Bien, pensé, ahora se aburre y se duerme. Pero no hubo caso. Se movía, pataleaba, suspiraba y a la una decidí que si no lo desterraba, yo tampoco iba a dormir. Asique marche a su cama y sin chistar.
A las seis sonó el despertador y me levantaron con grúa. Bajé a la cocina para seguir mi ritual de prender radio, tomar cafe, maldecir al gobierno por lo que han hecho o van a hacer, buscar el diario, abrirle al perro, tomar mas café, ponerme los lentes de contacto, abrir twitter, leer Urgente 24 y darle los buenos dias al conventillo.
7 y 30 me armé de valor y fui a despertar a Javier. Complicadísima tarea porque, obviamente, el tipo estaba en su quinto sueño y le faltaban horas para despertarse. Lo vestí como pude, maniobrando el peso muerto. Estaba tan desnucado que no afloró su mal humor habitual para esa hora y fuí capaz de cambiarlo sin contratiempos hasta que hubo que ponerse los zapatos. Las raices guaraníes de mi hijo han quedado demostradisimas en estas vacaciones, salvo para Nochebuena y Año Nuevo que logré ponerle zapatillas, el resto de los 3 meses anduvo en ojotas o en patas. Logicamente, ponerse medias y zapatos no le gusto ni medio. Me pesan (?) decía y pateaba el piso.
Finalmente, a la rastra, lo pude bajar a la cocina donde, como era de esperarse, no quiso desayunar.
E intenté convencerlo de ir caminando. Vamos! Nuestra casa queda a exactas 4 cuadras del colegio y estacionar ahí, el primer día, es practicamente imposible. No quería saber nada. El único que estaba con ánimo para venir a caminar conmigo era Fox, el perro. Javier aún dormitaba en su silla. Y maldecía por lo bajo. Me colgué la mochila, el lunchbox y la carpeta de plastica, numero 6 que tiene dimensiones importantes y salimos. El aire de la mañana lo despabiló un poco, asi que en dos cuadras logré despertarlo y hasta me atrevo a decir que se le había pasado el mal talante. Cruzamos la vía y nos fuimos acercando, con vanas promesas de vas a encontrar a todos tus amigos. A medida que avanzabamos me llamó la atención el poco tráfico. Curiosa situación, la entrada al Holy Cross es siempre un quilombo padre. Definitivamente algo pasaba. Cuando llegué a la puerta me avivé. Por tercera vez en mi vida, llevé el primer dia de clase a mi hijo al horario en que entran todo el año. Y como siempre, en ese colegio, el primer día entran a las 9:45. La portera me sonrió y se atajó, al ver que yo no sonreía: Mandamos una nota con el boletín, en Diciembre del año pasado, avisando que las clases empiezan a las 10 menos cuarto…
This is me, remember? Cómo voy a acordarme de una nota que me dieron en diciembre del año pasado si no me acuerdo de la hora a la que tengo que despertarme cada día?
Y bueh, volvimos con Javier que seguía tan dormido mi alma, que ni siquiera entendió del todo que se había levantado al alba al pedo, sólo porque la madre no se enteró (y si se enteró no se acordó) de que era al pedo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: