No hagamos de un choque un tango…

9 Mar

las chapas chapas son, proclamo. y si te vuelvo a escuchar decirle pelotuda a mi hija, te bajo los dientes, entendido corazon?
16:45 hs martes 9 de marzo via Tweetdeck

Tarde o temprano iba a pasar. Yo lo sabía. Paz chocó. Mi auto chocó. Cualquier día su padre le va a prestar el suyo, já!
En realidad ya chocó una vez mi auto, el que tenía antes, cuando estaba aprendiendo y, conmigo a su lado, salió para la casa de una amiga. No llegó muy lejos. Hizo una cuadra y cuando debía doblar para cruzar las vías del tren de la costa, dobló demasiado y se llevó puesto un poste de las anteriormente mencionadas. El auto quedó bastante perjudicado, todo hay que decirlo. Y ella, hecha una loca, se bajó del auto, gritandome improperios, ayudó a pararse a uno que se había caido al piso de risa por lo ridiculo de la situacion, y maldiciendo en varios idiomas, se sentó en el lugar del acompañante y dijo: ahora, llevame vos.
Pero bueh, tiempo y registro después, la señorita andaba muy aseñorada, manejando con pseudoconfianza. Hasta hoy.
Fuí a buscar al enano caminando y cuando salía la vi, estacionada exactamente en el lugar donde se hace el nudo por los autos que vienen del colegio, los que van a otros colegios, los micros, los ñatos que buscan gente en la estación y los que pasean al perro. Ahí, en el medio, estaba Paz.
De lejos le hice señas de: que carajo haces estacionada ahi, se puede saber?
Y de lejos tambien, me avisó que había chocado.
Ugh…
Me acerqué con el perro y el niño y el pendejo que la había chocado, que segun me enteré despues la estaba reputeando, se sorprendió bastante cuando me vió aparecer. No esperaba que un adulto se hiciera cargo de la situacion. Y menos que lo hiciera una adulta como yo, con un perrazo en una mano y un crio en la otra, que parecería ser la dueña del auto y que le decía: no te hagas historia, calmate y que no te importen los bocinazos.
Porque a todo esto, el batifondo que metían los autos que querían pasar era bastante elevado, mas de uno sacaba la cabeza por la ventanilla y gritaba: estacioná donde quieras, boluda! en clarísima referencia a mi hija y, para gran sorpresa de los gritones, era yo la que sonreía y explicaba que la señorita había chocado y que mejor seguí tu ruta infeliz, no me jodas.
El mozalbete que venía en una curva contramano y se encontró de frente con mi inocente hija dejó de maldecir cuando yo tome cartas en el asunto y no se atrevió a insultarla de nuevo. le pedí los datos, le pregunté que marca era el auto porque no tenía ni la mas pálida idea cuál era, mis conocimientos automotrices son nulos. Le dí, orgullosa, la tarjeta que me dió mi corredor de seguros, que es rosa y tiene todos los datos que el chocado o chocante, según sea el caso, necesita.
Y le dije al mocoso: no te hagas drama, las chapas son chapas.
No estaba del todo convencido, me temo y no lo culpo, su auto quedó bastante mas magullado que el mío.
Volví donde seguía Paz, mandé a cagar a un colectivero que protestaba porque el auto entorpecía la marcha y le dije a mi niña: andá nomás, pasala lindo.
Ni en pedo. Se bajó del auto, agarró la correa del perro, me dió las llaves del auto y se fué caminado.
En fin, tarde o temprano iba a pasar y sirve para foguearse. A mi me han chocado y he chocado alguna vez. Y como siempre, lo importante es que no te pase nada. El auto es solo un auto. Y es como cuando te caes del caballo. Lo mejor es volverte a subir al toque. Para no agrandar el cuco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: