Malditos publicistas

19 Jul

Señores publicistas de ala, skip y el zorro: Las mujeres, cuando nos juntamos, no hablamos de como se lava la ropa.

about 4 hours ago via TweetDeck

Pensar que hay gente que estudia durante 3 años una carrera, luego hace algún master, unas cuantas pasantías y termina como publicista de una agencia haciendo propagandas ridículas y, permítanme decirlo, medio idiotas, sobre la vida de la mujer común y corriente. Yo traería a casa unos días a alguno de esos paspados, para que vea la realidad en vivo y en directo. Y no le pediría casi nada a cambio. Solo que me ayude a lavar los platos a la noche.


Según las publicidades, mamá levanta la ropa que los chicos han dejado en el canasto del baño ordenado, blanco y sin una sola mancha de hongos en la pastina de los azulejos, baja luego la escalera a los saltitos, cantando alguna canción de Axel. Nunca tiene mas ropa que la entra en el lavarropas, y siempre es toda blanca o toda del mismo naranja claro. Dentro del lavarropa, unas enzimas muy inteligentes atacan a las manchas de barro que los chicos se han autoinfligido en las remeras blancas y en la base de las medias. Tiempo después, mama saca la ropa del lavarropas, siempre cantando, la cuelga en sogas largas y al sol con una brisa suave que las envuelve, mientras mariposas y gorriones revolotean a su alrededor y le alcanzan los ganchos.

En la vida real, mamá levanta la ropa del piso, porque el canasto ya está lleno de ropa mugrienta porque los chicos se dedicaron a jugar en el barro. Mamá no canta. Blasfema contra los hijos, el marido y los de telecom que llaman preguntando si está ocupada en ese momento. El baño está hecho un asco y alguno pilló la tabla. Mamá baja la escalera y casi se parte el cráneo al pisar el autito hotwheels que el menor dejó ahí con clarisimas intenciones de matar a alguien. En el lavadero, mamá descubre que la ropa tiene todos los colores de la paleta Pantone y duda qué hacer. Mete lo que entra a la fuerza y se santigua, implorando que nada destiña. Cosa que, si, con acento, va a suceder. Dentro del lavarropas, el jabón, por mas caro que sea, es inocuo y las manchas color café salen color capuccino. Hay que repetir la acción. Las medias blancas quedan grisaceas y así quedarán por siempre. Mamá le cierra la puerta en la cara a Fabian Gianola que viene a hacer el desafío de la blancura. A la hora de colgar la ropa, mamá hace malabares con el tender porque afuera llueve. Pasa un gorrión y caga el alfeizar de la ventana.

En caso de no contar con jardín al sol, esta es una ingeniosa opcion de tendido de ropa.

Mamá prepara café y tostadas. La música que suena es alegre y suave. Papá aparece con el traje puesto y, con una sonrisa de oreja a oreja, besa a mamá en la mejilla mientras le roba, con cara de pícaro, una tostada. Mamá exprime naranjas y todos toman un jugo lleno de vitamina C. Los chicos bajan después de lavarse la cara, las sonrisas invaden la cocina llena de sol por la mañana. El nesquic y los cereales son recibidos con algarabía por parte de los pequeños que parecen vestidos por Mimo & Co esa mañana. Papá hace chistes. Los pequeños rien. De pronto llega el micro escolar y los niños corren a subirse a el, pero antes estampan beso a mamá, dicen chau a papá y le hacen una caricia al perro que parece recién salido de la peluquería.

Mamá está en la cocina, a los gritos porque los chicos no se levantan. En la radio, Magdalena te cuenta de la ultima declaración jurada de los Kirchner y se pelea con Anibal Fernandez. Papá baja sin afeitarse. El mas grande responde con monosílabos. Papá agarra el diario, lee la sección de política y maldice. Finalmente entra la cocina el mas chico, sin zapatos y con el sweater al revés. Mamá busca los zapatos y no los encuentra. El perro, roñoso, se afana las tostadas del mas grande que sigue en estado comatoso. Vuelve mamá con los zapatos y el mas chico se tira encima el nesquic. Hay que volver a cambiarse. Llora. Llega el micro escolar y el chofer se impacienta. Mamá le dice que espere. Papá le dice que se vaya al carajo. El bondi se va. Pero si seras boludo! dice mamá. Papá manda al carajo también a mamá. El mas chico aprovecha la confusión y se toma un vaso de coca cola. El perro aprovecha la confusión y se afana otra tostada. El mas grande aprovecha la confusión y sigue durmiendo. Papá lleva a los chicos al colegio, a los rajes porque llegan tarde y en el camino a la oficina lo agarra un piquete en Panamericana y Melo. Evalúa si mandarlos al carajo también pero son muchos y papá no es idiota. Le da acidez.

No se queje si su perro se come las tostadas. Todo puede ser peor...


Una mujer se levanta despeinada, con ojeras, durmió mal, se agarra el bajo vientre en clarisima señal de que le duele y nos cuenta que está en esos días. Por arte de magia, al ponerse un OB, un siempre libre extraslim o tomarse un evanol (o las tres cosas juntas) a los cinco minutos está peinada de peluquería, vestida de un casual divino, maquillada por Irene Paré, con ganas de salir a pasear en bicicleta un día de sol y que los hombres paren a mirarla porque irradia vitalidad y buena onda. A la noche, con un vestido escotado tiene todas las ganas del mundo de salir a comer, bailar y divertirse, mientras los hombres siguen parando a mirarla porque ahora lo que irradia es sexapeel.

Una mujer se levanta despeinada, con ojeras, durmió mal, se agarra el bajo vientre en clarisima señal de que le duele y nos cuenta que está en esos días. A los cinco minutos tiene que salir para el laburo, se siente un cachito peor porque el evanol no sirve pa´mierda. Sale sin siquiera detenerse a pensar si los zapatos combinan con la cartera y en el ascensor se encuentra con el mamerto del 5°C que le pregunta si esa noche va a ir a la reunión de consorcio, que hay que votar por el cambio de caldera, vos votas sí o no?, sale a la calle y llueve, no hay taxi y tiene que ir en bondi. Pasa por la obra de la esquina y los obreros le gritan mamitaaaaa, el portero del edificio de la vuelta le tira agua a los pies porque está baldeando y no la ve, el colectivero no para y llega caminando al laburo, donde el jefe la espera para darle 25 carpetas que hay que cotejar si o si, para el mediodia. Sigue despeinada y la secretaria de gerencia le pregunta ¿te pasa algo?. No puede almorzar y a la noche, vuelve exhausta para encontrarse con todo el consorcio en el palier, votando si se cambia la caldera, sí o no?

Las mujeres con desorden hormonal pueden hacer cosas extrañas y son peligrosas. Lo mejor es llevarles la corriente.

Es hora de dormir y los pequeñitos corren en tropel al baño a lavarse los dientes. Mamá sonríe desde la puerta y los mira con cara aprobadora. Los niños, todos en el mismo lavatorio, se cepillan los dientes encantados, hacen buches y los dientes les quedan blanquisimos. Salen del baño cantando canciones alegres y los cepillos quedan todos dentro del vaso sobre la repisita del baño.

Es hora de dormir y los pequeñitos se hacen los otarios. Mamá grita desde la cocina que se vayan a lavar los dientes y no le hacen caso. Se pelean. Uno queda llorando. Mamá deja los platos en remojo y raja para el baño. Vuela un cachetazo. Los niños se dan codazos en el vanitory y uno escupe la espuma sobre el cepillo del otro. El otro vuelve a llorar. Vuela otro cachetazo. Dejan el baño hecho un desastre y los cepillos sucios. La pileta de la cocina empieza a rebalsar.

Imagen trucada con photoshop. Esto no es real.

Las mujeres charlan, mientras toman te o jugo, sobre jabón en polvo, se dan consejos para que la ropa quede mejor, no destiña y no encoja. Hay siempre una que no sabe y otras que le dan los tips necesarios para que el trabajo quede bien hecho. Ríen. No parece que tengan otras preocupaciones.

Las mujeres hablan de tipos mientras toman vino. La ropa se destiño, encogió, se estropeó y a ninguna le importa dos velines.

¿Conociste al separado que se mudo esta semana al 3° B?

El angelito está con fiebre, dolor de garganta y un poquito de tos. Mamá preocupada, lo arropa en la cama, le pone vicpaporub en el pechito, llama al médico que llega en un santiamen y le receta un expectorante o un antifebril y deja a mamá supertranquila. Al día siguiente, el angelito está recuperado, corre feliz por el jardín con el perro y sus amiguitos y mamá sonríe mirándolo por la ventana.

El angelito está con fiebre, 39° y una tos que parece tísico. Encima con mocos y una incapacidad innata de utilizar los kleenex con eficiencia. Mamá le da una ibupireta y el mocoso la escupe porque no le gusta. Mamá lo intenta una vez mas diciéndole que si no la traga va a venir el medico a ponerle una inyección. El gusano se la traga pero empieza a las arcadas. Al cuadro clínico ahora hay que sumarle vómitos. Llama al médico y le avisan que tiene 4 horas de demora. Mamá maldice. Al angelito le bajó la fiebre pero sigue con mocos y tos. Llega el medico que en realidad es gerontólogo haciendo horas extras. Receta un antibiótico por las dudas, que hay que suministrarle al niño cada 6 horas. Mamá insulta al medico. Por los siguientes 6 dias el angelito sigue en cama aburrido y con tos y mocos porque lo que tenia era un virus. Mamá le da el antibiótico cada seis horas y logra que se lo tome a fuerza de amenazas. Los mocos persisten varias semanas mas, pero aun así, el niño nunca aprende a usar los kleenex.

La abuela de los avisos comerciales es una señora mayor, canosa, llena de arrugas, que teje y hace tortas para los nietos. Ayuda a mamá a cuidar a los chicos y no hay mejor programa para todos que ir a visitarla. Cuenta cuentos de princesas y caballeros y prepara una jalea de membrillo riquísima.

La abuela de verdad es una señora piolisima. Mamá la llama para avisarle que el chiquito está en la cama con fiebre y ella le mandan un email al mocoso. No cocina nunca, siempre anda comiendo por ahí con sus amigas, “las chicas”. Va al cine, al teatro y a pilates. No teje. No tiene tiempo. Festeja cada cumpleaños a lo grande y si la apuras, no se sabe del todo en nombre de cada nieto.

No se queje de la abuela de sus hijos. Al menos no practica pesca a gran escala.

Señores publicistas, mientras sigan vendiéndolos una vida irreal, sólo conseguirán frustrarnos mas a las mujeres argentinas. Y la mujer frustrada no es buena consumidora. Sepanló.

Anuncios

15 comentarios to “Malditos publicistas”

  1. Relato del Presente julio 19, 2010 a 6:12 pm #

    Me hiciste reir mucho!

    También hay propagandas más ridículas, aún. Quienes hemos vivido en Mar del Plata en algún momento, recordamos a un boludo gritando por la calle “PAULIIIIIINA, PAULIIIIIINA, PAULIIIIIINA” Acto seguido, locutor en off diciendo “Leche La Paulina” Fin del Spot.

    Y bueno, las de 321 a Ganar, se llevan todos los premios.

    • majogmenendez julio 19, 2010 a 8:49 pm #

      Este año, en Pinamar, pasaba un avioncito con megáfono repitiendo: router inalambrico nisuta, el que no se rompe ni por puta… todos en la playa estabamos sin poder creer del todo lo que oíamos…

      • Lic. Baleno septiembre 5, 2010 a 1:05 am #

        jajaja yo lo escuche y no lo podia creer…

    • Gabriel agosto 5, 2010 a 6:36 pm #

      “Paulinaaa, Paulinaaaa!” Ese era Norberto Degoas (“Anótalo, anótalo”) que después hasta estuvo un tiempo en Semanario Insólito!

      * Un tiempo = 45 minutos. :-)

  2. hdrom julio 19, 2010 a 6:45 pm #

    muy buen post!..me rei muchisimo. Pero es la pura verdad lo que escribis.

    • majogmenendez julio 19, 2010 a 8:50 pm #

      así es. cada vez que veo tele me indigno un poco mas, nos pintan como idiotas, no?

  3. PiensoLuegoPiensoLuegoExisto (PLPLE) julio 26, 2010 a 5:33 am #

    Jajaja, como me reí con el post!
    Es tal cual y siempre pensé en escribir algo similar. Menos mal que lo hizo primero una madre, la primera atacada por estos energúmenos publicistas.
    Yo soy padre “nuevo” (una nena de 3) y hay muchas cosas que ahora se ven más patentes que NO son. Si las publicidades hubieran sido realista, probablemente me hubiera hecho la vasectomía :lol:

    Muy bueno tu blog, acabo de verlo y ya estoy suscripto por RSS. No siempre se encuentra esta calidad de escritura y pensamiento. Felicitaciones!

    Saludos y suerte
    PLPLE

  4. Diego julio 31, 2010 a 2:39 pm #

    Ando actualizándome con los blogs y cuando empecé a leer este post pensé que era cosa e’ Mandinga, justo ayer estaba pensando sobre el mismo.

    1) ¿Por qué en las publicidades siempre cocinan las mujeres? Mi pollo al champignon es tan bueno como el de cualquier madre de vecino.

    2) La publicidad de la mina que sale al balcón con las sábanas y se pone a cantar más contenta que Palito Ortega, acompañada por todas las boludas del barrio, es sencillamente criminal. Desde que tengo uso de razón jamás vi a mi madre ponerse contenta ante una pila de ropa para lavar..

    Igualmente no sólo las mujeres sufren ésto. Por ejemplo, la publicidad de la afeitada de Gilette: el tipo se afeita y al toque va y se levanta una brasilera rubia y de muy buen ver. Ojalá la vida fuera tan fácil..

    Como siempre, muy bueno el post, saludos!!

    • majogmenendez julio 31, 2010 a 2:52 pm #

      Hehehe, ¿como se va a fijar en vos si no sos de su equipo? Andá a intentar levantarte una brasilera despues de que argentina le gane a la verde amarela…
      La publicidad del balcon con las pompas de jabon es para paredon de fusilamiento para el responsable de la cuenta, el gerente de marketing de la empresa y para los actores que se prestaron a semejante farsa. He dicho.

  5. Gabriel agosto 5, 2010 a 6:39 pm #

    Majo, me he reído como pocas veces. Te puedo pedir un favor? Yo acostumbro (o bien acostumbraba) a ‘robar’ posts de otros bloggers que me habían parecido brillantes por alguna razón y luego los traducía (de inglés a español o viceversa), dejando un link para el post en su idioma original…

    Me dejarías hacer ese ejercicio con este post? La idea es que publico el post en inglés indicando de quién es y cómo llegué a él, y a mis lectores hispanos los mando derechito para aquí, qué te parece?

    • majogmenendez agosto 5, 2010 a 7:15 pm #

      Desde luego Gabriel. Tenes todo el permiso para robar este post y los subsiguientes o anteriores. Mientras no pongas mis dramas de madre de hijos rebeldes como Silly Monkey Stories… Por lo de Monkey, vio? Porque silly stories son :-)

  6. turca09 septiembre 5, 2010 a 1:00 am #

    Hace rato que no me reía taaaaanto con un post. En serio. Mis más porfundos respetos.

  7. Lic. Baleno septiembre 5, 2010 a 1:06 am #

    Gracias x enojarse al menos.

  8. Pau Jime septiembre 5, 2010 a 4:20 am #

    Buenísimo relato, ¡Te felicito! Trabajo en publicidad, pero en investigación de mercado soy socióloga egresada de la UBA y no tengo la visión tan sesgada como algunos publicistas, debido a que mi formación es otra. También egresar de la UBA es otro mundo comparado con las universidades privadas que es donde generalmente estudian publicidad.
    A veces no es culpa de los publicistas (mira que lejos estoy de defenderlos porque lucho a diario con sus delirios) pero a veces el que tiene el ladrillo en la cabeza el es anunciante, la marca. Por eso me pregunto, y disculpá la expresión pero la siento así, ¿para qué carajo pagan investigación si después hacen cualquier cosa en el comercial? Testeas la publicidad y da mal, pero la cabeza dura del anunciante le dice: “quiero eso”, “que salga este comercial”, cual niño caprichoso.
    Tu post tiene un valor incalculable para mí, ya envié el link a la agencia, escuchar al consumidor es importantísimo. Esperemos poder abrir algunas mentes que parecen estar fuertemente selladas.
    Gracias por el impecable análisis.
    Besos, paula.-

Trackbacks/Pingbacks

  1. Tweets that mention Malditos publicistas « -- Topsy.com - septiembre 5, 2010

    […] This post was mentioned on Twitter by Fabiana Ramirez, María Paula. María Paula said: @turca09 Este post es muy acertado sobre el tema publicidad vs realidad http://bit.ly/92qhlr […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: