¡Socorro, hijos de vacaciones!

29 Dic
La colonia del de 8 hoy hace turno doble y me lo devuelven comido y arrastrandose a las 10 de la noche. Vale cada peso que pago.

13 hours ago via TweetDeck

Llega fin de año y las madres nos aflojamos. Atrás (y con diferentes resultados) dejamos el año lectivo y nos desentendemos de horarios, deberes, amenazas de si te sacas una mala nota te saco la wii y nos olvidamos por unos meses de las notas de la maestra enrostrándonos a diario lo mal que se porta en clase nuestro angelito.

Necesitamos paz. Y, en menor o mayor medida, la obtenemos al no tener que preparar el lunch, ni comprar otra goma de borrar ni hacer que el vago de 8 años lea una página por día del libro “Nada de Tucanes”.

Pero una semana después de que terminaron las clases y disfrutamos a los hijos que supimos conseguir sin obligaciones, empezamos a extrañar a la maestra que nos limó el año entero y hasta empezamos a sentir cierta empatía con ella. Después de todo, admitámoslo: nuestros angelitos son un cacho insoportables.

Mamá me aburro es lo único que saben decir. Pero hay algo peor a que digan eso. Que no digan nada. La falta de queja de parte de nuestros hijos solo significa que estamos descuidándolos. Y que los mocosos se pasan el día entero frente a la tele, frente a la compu o frente a ambas, si la disposición del fen-shui hogareño hace esto posible. Y eso, temo pinchar el globo a las mas inexpertas en la tarea de ser madres, no está bien.

Los chicos pueden vivir en un departamento de 2 ambientes o en una casa de 500 metros cuadrados con un jardín de hectárea y media. No importa. El tedio de las vacaciones en casa no reconoce clases sociales y ataca a todos por igual.

¡Pero a no desesperar madres argentinas!

Existen las colonias de vacaciones. Lugares donde depositamos a los chicos durante los días de vacaciones escolares. Deberían ser consideradas como derecho fundamental de toda madre que se precie de tal.

Un grupete de jóvenes vestidos con remeras de colores chillones recibe a los chicos y a las madres con mucha algarabía. Pero no vaya usted a pensar que esto es soplar y hacer botellas, ojo. Hay ciertos pasos a cumplir y de eso depende el éxito.

Anotarlo con tiempo: Las colonias de vacaciones son más buscadas que los colegios, averigüe con tiempo. Y ojo, que la vacante en diciembre no significa instantánea inscripción en enero. Y Enero tiene 31 largos días.

Malas noticias. Busque un revolver.

 

Sacarle los piojos: Atención aquí, si no queremos que el angelito quede sin pileta hay que asegurarse de que no tenga piojos. Rapar a los varones es una buena opción, el mío parece skinhead. Con las niñas se complica porque habitualmente no se dejan cortar el pelo al ras. Mucha crema de enjuague y pasar peine fino aunque grite. Aunque grite mucho. No le haga caso. Es bien sabido que las chicas son escandalosas.

Cortele el pelo. Si se sigue rascando, pruebe cortarle las manos.

 

Ponerle protector solar: vamos a dejar a los chicos el día entero al sol. Hay que cuidar que no se achicharren. Más allá del cuidado de la piel, lo que nos mueve a hacer esto es que un chico con quemaduras de 1° grado por culpa de pasarse un día entero en la pileta al rayo del sol no podrá ir a la colonia los días siguientes. Y se va a quedar en casa. Encima quejándose porque le arde ponerse la remera.

No es del todo recomendable dejar que los chicos se pongan el protector solos.

 

Alimentación: Cuando los chicos están al aire libre gastan energías. La hipoglucemia puede ponerlos de pésimo humor. Y un hijo de pésimo humor es una de las cosas que usted, madre o padre argentino, tiene que evitar a toda costa. Un paquete de galletitas, una botella de agua o $4,80 pueden evitar malos ratos, sea precavido.


Ir a buscarlo: Por último, un detalle importante. Es cierto que la sensación de libertad que nos inunda cuando los depositamos a buen cuidado en la colonia de vacaciones creemos tocar el cielo con las manos. Pero cuidado, a no exagerar! La realidad muestra que los maestros que los cuidan tienen una vida propia y no les gusta que les dejen los chicos una hora más de lo estipulado en el contrato. Hay que intentar retirarlos en tiempo y forma para evitar que al día siguiente no lo dejen entrar. Eso sería terrible.

Una vez cumplidos estos requisitos, ¡a disfrutar de la colonia de vacaciones!

Harán deporte, se juntarán con amigos, irán a la pileta los días agobiantes de calor, estarán al aire libre y, sincerémonos: lo más importante para nosotras: volverán cansados.

Un niño cansado es una madre feliz.

Anuncios

6 comentarios to “¡Socorro, hijos de vacaciones!”

  1. Gabriel diciembre 29, 2010 a 2:12 pm #

    Excelente!!! Acá estamos sufriendo el mismo flagelo, aunque en nuestro caso es sólo por las dos semanas del break de las fiestas, porque el lunes 3 de Enero los chicos vuelven a la escuela.

    El mayor ‘se aburre’, a Carolina apenas si le vemos el pelo porque está en lo de la amiga, Juan se fue de camping con su grupo scout ayer y vuelve mañana por la tarde (con este frío!) y Florencia está usando cualquier excusa para venirse a dormir con nosotros todas las noches.

    “Si yo toso y no me doy cuenta porque estoy dormida, vos me venis a buscar?”

    Faltan cinco días, faltan cinco días… :-)

    • majogm diciembre 29, 2010 a 2:22 pm #

      Que envidia, sólo te faltan 5 días! Yo, como los presos, ya anoté la fecha en que mi angelito vuelve al colegio. 28 de febrero. 62 días! Ay madre santa…

  2. Iván Dawidowski diciembre 29, 2010 a 9:53 pm #

    No sé si afortundamente o no, pero en mi época la colonia significaba ir a la casa de mis tíos en Monte Grande al fondo: una casa con mucho parque, la correspondiente pileta, los baldíos que se nos antojaban bosques donde teníamos aventuras con nuestros primos.

    Pero claro, era un traslado de responsabilidades desde mi vieja hacia su cuñada. Y encima gratis. :-D

    • majogm diciembre 29, 2010 a 9:56 pm #

      Que grande tu vieja! La mía nos mandaba caminando al club y nos decía: Vuelvan a las 6. Eso era todo. Se desentendía como una reina y a nosotros no nos importaba. Bah, creo. tendría que verlo en terapia el viernes…

  3. hdrom diciembre 30, 2010 a 12:44 am #

    Lo que describis Majo es lo que nos pasa a nosotros tambien con los hijos en vacaciones (y hablo por mi sra tambien) y lo que les debe pasar a unos cuantos por no decir casi la mayoria de los padres que tienen pequeñuelos: se aburren, no dejan descansar bien a la siesta, etc (para que agregar mas si los describís a la perfección en esta entrada).
    Asi que sean benditas las colonias de vacaciones!!!!

Trackbacks/Pingbacks

  1. Tweets that mention ¡Socorro, hijos de vacaciones! « -- Topsy.com - diciembre 29, 2010

    […] This post was mentioned on Twitter by Luciano Caratori, Majo . Majo said: Socorro, hijos de vacaciones! Nueva entrada al blog de una mamá y 140 caracteres. http://bit.ly/eOJOrb #FB […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: