Fin de año a la argentina.

11 Dic

La locutora de #LaCadena ahora va a decir “LA PRESIDENTA DE LOS 40 MILLONES DE ARGENTINOS” y atrás *esta promoción no incluye a Córdoba*

Sent by @juanip_ 8:36 AM – 4 Dec 13

Llega, como siempre esta bonita época del año y las tradiciones que nos acompañan desde hace años toman una dimensión particular. Empiezan las fiestas de fin de año en las empresas, los chicos, que se rascaron a tres manos durante todo el año, tienen que preparar veintiocho materias para rendir en diciembre, armamos el arbolito de Navidad y escuchamos villancicos, nos volcamos en masa a aprovechar los descuentos del Galicia y prendemos la tele para ver a dónde están saqueando supermercados, en una clara muestra de que el nuestro, es un país de usos y costumbres.

dic1

Este año, descubrimos sorprendidos que los que saquean supermercados han variado de táctica y en lugar de ir a las góndolas de almacén, enfilan a las de electrónica. No los culpo. Lo más probable es que en las primeras se encuentren con los carteles que advierten que lo máximo que se puede llevar por grupo familiar son 2 kilos de azúcar, 1 de yerba y 2 de harina triplecero. En cambio, gracias al programa Televisores para todos y todas, impuesto por el, injustamente expatriado comisario Moreno, las teles que se fabrican en el exterior y se ensamblan en Tierra del Fuego, dónde además se le pone una bonita calcomanía que dice Industria Nacional, sobran y en la sección de electrónicos de los supermercados y tiendas afines está lleno de plasmas de 56 pulgadas, ideales para ver el mundial, que empieza dentro de unos meses. Que sean marginales no significa que tengan que ser boludos.

El espectáculo empezó en Córdoba, donde los canas, fogoneados vaya usted a saber por quién, decidieron acuartelarse y decir mi honra está en juego y por menos de 9 lucas de básico, no me muevo. Acto seguido,  las hordas salvajes de ganadores incondicionales del modelo de distribución de la riqueza con matriz diversificada de inclusión social,  barrieron con todo lo transportable en una Zanellita  50, producto también, bueno es destacarlo, del plan Motos para todos y todas, ideado por el mismo ex subsecretario de comercio interior, ahora devenido en agregado comercial de algún país al que, definitivamente, odiamos.

Mientras los cordobeses se atrincheraban en sus casas, muertos de miedo, el caos inundó la ciudad. El gobernador andaba haciendo combinaciones en aeropuertos internacionales y desde el gobierno nacional no se escuchó ni una palabra hasta el día siguiente, donde nuestro jefe de gabinete y presidente en ejercicio desde que la señora se mandó a guardar y dedica sus tardes a enseñarle a Simón a dar la patita, en una especie de suicidio político proclamó que vivimos en un país federal, dónde cada provincia se hace cargo de su seguridad, que a su teléfono no llamó nadie para pedirle el envío de gendarmería y que si el gobernador de Córdoba estaba en el  exterior, no era problema suyo. Algo así como háganse cargo ustedes que pertenecen a otro país.  A esto, De La Sota, viejo peronista que fuma bajo el agua, respondió con una nota publicando todos los teléfonos a los que había llamado y un aumento a los policías para calmar las aguas en la provincia y agitarlas en el resto del territorio nacional. De ahí a nada, se armó la de Dios es Cristo en buena parte del país y durante el día se levantaban apuestas en las casas de lotería y quiniela, intentando adivinar cuál provincia sería la próxima en la que la policía se amotinara sediciosa contra la democracia pidiendo un básico mayor a 4300 por mes más un uniforme al año.

dic2

El asunto podría no haber pasado a mayores si fueramos Suiza. Pero como somos Argentina y nos gusta el drama, la violencia se hizo lugar junto al saqueo del chino del barrio y el local de Frávega de la rotonda. Y empezamos a contar muertos. Vamos por 12, y recién estamos a 11 de diciembre. A algunos, les dispararon. A otros, los molieron a golpes. A un chino que intentó defender su comercio, sus propios clientes de todo el año lo dejaron inconsciente adentro del local, al que prendieron fuego. La barbarie misma, diría un sanjuanino que hace 145 años quiso fundar un país en serio. Las imágenes (casi todas fruto de las máquinas de fotos de los usuarios de redes sociales ya que los canales de televisión, ley de medios y reparto de pauta oficial mediante, se hicieron bastante los boludos) eran terribles. Barricadas, vecinos armados en las terrazas de las casas y comercios, autos quemados en las esquinas. Parecía Bagdag, pero era la plaza vieja de Yerbabuena, en Tucumán. Y, lo que más se palpaba en lo que leíamos, era el miedo. Miedo atroz de la gente común, de ciudadanos argentinos, como vos o como yo, librados a la buena de Dios y sin poder reclamar algo tan básico y tan elemental cómo poder dormir de noche tranquilos.

dic3

Pero que nada nos distraiga de lo realmente importante. Ayer cumplimos 30 años de democracia ininterrumpida y el kirchnerismo organizó una mega fiesta popular en plaza de Mayo, dónde pudimos ver a nuestra líder (de monocromático blanco y negro porque se sacó el luto pero no tanto) bailar junto a figuras del espectáculo como Moria Casan y la hija, dónde hubo un rincón para 1600 invitados VIP (porque parece que populares somos todos, aunque algunos más que otros), dónde a artistas que hace más de 15 años no meten un éxito, les pagaron como si fueran U2 y dónde pudimos escuchar, extasiados, a León Gieco que solo le pedía a Dios que la muerte no le sea indiferente.

dic5

Lamentablemente la Muerte no lo tuvo en cuenta y decidió dejarlo seguir cantando y, en cambio, no serle indiferente a 12 ciudadanos de nuestra Argentina Profunda, dónde los fuegos artificiales en realidad no son símbolo de festejo como en la Plaza de Mayo porque, lamentablemente, allá son balas.

Anuncios

2 comentarios to “Fin de año a la argentina.”

  1. Laura diciembre 11, 2013 a 9:15 pm #

    Las motitos son MOTOMEL, la plaga cordobesa.
    Hace dos días, escuché a un par de tarados decir que lo que se armó en el país fue culpa de De la Sota. Lejos de defenderlo, esperaban que no arreglara cuando fueron dos días de terror y Nación los dejó solos? En fin, olvidar a un bebé en medio del saqueo, fue lo que me hizo dar cuenta que, como sociedad, fuimos.

    • majogm diciembre 12, 2013 a 9:51 am #

      Jajaja, desconozco lo referente a motos, pero en un arduo trabajo de investigación (?) me metí en la página de Motomel y ahí tambien vendian la zanellita :-)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: