Dejen festejar, che.

11 Jul

El de 12 salta de alegría! Salimos a tocar bocina porque a un futbolero no se le niega eso. Y a mí, que de futbolera tengo menos que de física nuclear, tampoco.

9 Julio 2014. 20:01 

bra2

 

Después de 24 años, volvimos a una semifinal del campeonato mundial de fútbol y, como no podía ser de otra manera, el espíritu antinómico que llevamos inserto en el ADN argentino, marcado más a fuego que el mate y el che, boludo, salió a lucir en varios, ante el festejo (un tanto desmedido por el jolgorio de vernos en semifinal y no tener la copa en la mano todavía) pero entendible después de tantos años de volvernos en cuartos.

Me acuerdo del atronador grito que se escuchó en mi departamento de recién casada frente a la plaza Las Heras cuando Goyco atajó el último penal en aquella semifinal ante Italia en el 90, ruido que salía de las mismas entrañas de la ciudad, ciudad que hasta ese momento había respetado un silencio de misa y que de pronto despertó, eufórica y enloquecida para vomitar a miles de argentinos que sólo querían festejar, un rato, el pase a semifinal. Y aunque el domingo siguiente, un penal mal cobrado de Codesal nos devolvió a casa con la infamia del subcampeón, el festejo de la semi no nos lo quitó nadie.

Este miércoles, pasó lo mismo. Y hasta yo, que tengo menos futbol que la revista Para Ti, festejé cantando Brasil decime qué se siente, tocando la bocina por el centro de San Isidro y disfrutando lo que para mi hijo de 12 años es toda una novedad. Es mi primera final, somos casi los mejores del mundo en Fútbol. Qué se yo. Es festejar algo. Y no creo que esté mal.

Leyendo los diversos twits que se fueron dando luego del triunfo de la selección el 9 de Julio (no  hay nada más divertido que un mundial en twitter, sostengo convencida, después de haber vivido dos) descubrí que muchos ponen en duda nuestra inteligencia y consideran que el mundial nos enceguece y solo pensamos en fútbol y en goles y mientras tanto el gobierno hace lo que les viene en gana con nuestros derechos y nuestras libertades. Curioso, como si realmente nos hubieran demostrado a lo largo de estos años que necesitan que estemos todos distraídos en algo para llevarnos por delante.

Y déjenme decirles que, aunque parezca poco, en estos años hicimos mucho. Les rompimos los esquemas un 13 de septiembre, saliendo a la calle con frío, de a cientos de miles, convocados por redes sociales en una nueva modalidad por la que nadie daba dos mangos. Y les reventamos el obelisco y todas las plazas del país un caluroso 8 de noviembre en el que nos volvimos a juntar con consignas clarísimas para el gobierno y para la oposición. El 18 de Abril del año pasado volvimos a llenar plazas y calles, desmoronando en la propia cara de sus ideólogos, megaproyectos reeleccionistas y de “democratización de la justicia”. Y lo hicimos nosotros, saliendo con banderas cuya consigna fue sacada de nuestro propio himno nacional: Libertad, libertad, libertad. El año pasado tuvimos elecciones legislativas y miles de argentinos dejaron por primera vez la comodidad del domingo en casa para fiscalizarlas, sabiendo qué era lo que estaba en juego.

Cuando presentaron la lista de convocados al mundial, Capitanich dijo, sueltísimo que cuerpo, en un sincericidio digno de libros de estudio, que a partir del mundial en este país solo se iba a hablar de fútbol. Bastante mal les salió, me temo. El mundial ya está terminando y en este mes al gobierno se le vino abajo la causa que armaron contra Campagnoli con el único propósito de enseñarle a los demás fiscales qué te pasa si investigas al poder, un juez decidió que Boudou debía estar procesado por querer chorearse la máquina de hacer billetes, Cristina no se pudo ir de viaje porque no le da la cara (y eso que la tiene bastante dura) para dejar al impresentable de presidente a cargo. Y lo mandó a impostar peronismo (¡al tipo que viene de la UCeDe!) al acto de nuestra mayor fecha patria, rodeado por un gabinete de arrastrados que no pudieron, aunque quisieron, disimular la cara de culo, frente a un auditorio de 1500 personas, copado por los idiotas útiles de la Cámpora. Los fondos buitres siguen ocupando buena parte de las planas de los diarios y en los programas de radio con un poco de independencia ideológica no se habla de otra cosa. Mal, muy mal les salió.

Por eso, déjennos festejar en paz. No vamos a tener un país ni mejor ni peor por bordar una estrella más en el escudo. Vamos a seguir siendo nosotros, con nuestros aciertos y nuestros errores. Pero un poco más contentos durante unos días. Porque el fútbol, cuando es la selección nacional la que juega, tiene eso. Nos hermana. Nos amiga. Festejamos todos. Hasta los que no somos capaces de responder quién fue Di Stéfano cuando nos toca en el Preguntados. Y si, probablemente el gobierno aproveche para alzarse como gestores del triunfo. Déjenlos. Es más que evidente que están preparándose para la gran fiesta nacional y popular por nuestra supremacía ideológica y deportiva. Pero ¿cuánto tiempo les va a durar? No van a pasar tres días antes de que la caguen por algún lado. Porque son tan berretas que no lo pueden evitar. Y al menos, durante unos días nos vamos a levantar con una sonrisa. Y los que habitualmente veraneamos en Brasil, vamos a tener 20 días inolvidables en Enero, tirados en una reposera, tomando caipirinha y tarareando Brasil, decime que se siente… no me quiten ese gusto, se los pido por favor…

 

Nos vemos en Enero, hermanos...

Nos vemos en Enero…

 

 

 

 

Anuncios

4 comentarios to “Dejen festejar, che.”

  1. alicia julio 12, 2014 a 10:19 am #

    Si. esta bien. festejen todo lo que quieran pero la realidad es que hoy viene el presidente de rusia y anda a saber que cosas firma con la presidenta y mientras todos estamos hablando de unos millonarios que juegan al futbol… no me parece.

    • majogm julio 14, 2014 a 2:44 pm #

      Acaso pensas que el presidente de Rusia no hubiese venido si no fuera el mundial?

  2. MARTIN julio 12, 2014 a 10:21 am #

    La causa a Campañoli se cayó porque hubo miles de nosotros que estabamos ahí apoyandolo mientras ustedes miraban futbol,

    • majogm julio 14, 2014 a 2:46 pm #

      Error. El partido de Chile vs España empezó a las 4 de la tarde y terminó (horrorosamente para los españoles, todo hay que decirlo) a las 6. Yo lo vi. Y a las 7 estaba paradita en Av de Mayo al 700, pelada de frío. Asi que buscate otra manera de descalificar al otro y considerarte salvador de la república porque esta no te sirve.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: