Las mamis del cole

13 Nov

Las mamis del cole te van a sacar las papas del fuego hasta que el angelito esté en quinto año, asi que más te vale que las cuides. #respect.

10:16 AM. 24 Oct 2014

wapp6

Dentro de las diferentes tribus urbanas con las que compartimos la vida cotidiana, al lado de los compañeros del laburo, los pibes del club y las cuñadas antipáticas, existe una categoría que, aunque ha sido explorada infinidad de veces por las más prestigiosas universidades del mundo, sigue mutando y reinventándose a sí misma constantemente: las mamis del cole.

Antes que nada quiero detenerme a marcar la importancia invalorable que este grupo de mujeres, cuya edad oscila entre los 25 y los 40 años, tiene en su intento (infructuoso a veces, pero intento al fin) de convertir a su pequeño demonio de sala de dos, que muerde a los compañeros y llora desconsolado cada vez que usted desaparece de su ángulo de visión, en un ser hecho y derecho, capaz de empezar la universidad y valerse por sí mismo, medianamente bien.

wapp11

Las mamis del cole tienen mala prensa. Una se imagina un grupo de mujeres al pedo, que de lo único que hablan es del disfraz de mariposa para el acto de fin de año y tiende a asustarse cuando empiezan a llegar mails decidiendo si a la maestra de plástica se le regala lo mismo que a la de música el 11 de septiembre. Pero a no desesperar porque esas mismas mamis del cole que en primaria pueden ser agotadoras, en secundaria pasan a ser aliadas incondicionales de toda madre que se precie de tal.

Esas mismas mamis del cole son las que arman un grupo en WhatsApp ofreciéndole traer a su hijo del cumpleaños del sábado, que se festeja en la loma del culo. O las que le mandan por mail la foto de las catorce páginas del libro de Historia que su hijo tiene que rendir mañana y dejó en el colegio.

wapp9       wapp10

Según la Real Academia Española, mami del cole es aquella mujer que tiene un hijo en edad escolar, cuya vida gira en torno a la educación y relaciones sociales del mismo y, para lograrlo, interactúa con sus pares. La mami del cole actúa tímidamente en jardín de infantes. Ese es reino donde las maestras jardineras mandan y no hay mucha libertad de acción. Pero así como la ve, tímida y respetuosa, lo que está haciendo es tomar impulso para el primer día de primaria, que le abre seis años enteros en los que podrá actuar en plenitud.

 

Si utilizamos un criterio de clasificación por modus operandi, las mamis del cole se dividen en tres grandes grupos:

Generadoras.

Solucionadoras.

Desentendidas.

 La generadora es aquella madre más atenta al mundo exterior. O más al pedo. Es la que inicia la cadena de mails sobre el regalo del día del maestro, la que propone que todos los chicos que cumplen años en el primer trimestre de cuarto grado festejen juntos en las canchitas del Marín, la que pide entrevista con la directora semana por medio y después les cuenta a las demás que los chicos (según dice la directora, claro) se portan pésimo, la que organiza el café de madres en Marzo y la despedida del gordito Estévez, que se cambia de colegio, a fin de año.

Puede parecer medio rompepelotas pero, créanme, es necesaria. La madre generadora es la que le recordará que el miércoles les sacan la foto grupal a los chicos, la que le va a hacer saber a usted que el viernes tienen que ir con equipo de gimnasia porque juegan un partido contra el colegio de acá a la vuelta y la que le avisa que la maestra de lengua dijo que va a tomar el poema del quirquincho en la prueba del jueves. Cosas de las que, desde luego, su hijo no estaba enterado.  Pide la lista el primer día de clase y tiene en su poder el nombre y teléfono de la madre del nuevo, a quien estudia y tantea antes de dar un veredicto al resto de las madres, mientras plantea la urgente necesidad de hacer un café para darle la bienvenida.

La madre generadora suele ser primeriza y es fácil reconocerla en la puerta del colegio todos los días, a la mañana y a la tarde. Está ahí porque, es bien sabido que la puerta del colegio es la fuente misma de toda información. Por ahí salen maestros, directores, profesores de gimnasia y otras madres. Y a todo aquel que sale, se le puede hacer una pregunta.

 

La madre solucionadora es la contraprestación necesaria a la generadora. Sin madre solucionadora, la generadora estaría desesperada y la primera solo tiene razón de ser si existe la segunda. Es la que responde el mail diciendo cuanta guita pone cada una para el regalo del maestro, la que va al colegio con 2 sweaters de repuesto para los que lo perdieron así salen todos iguales en la foto grupal, la que googlea y reenvía por mail el poema del quirquincho, la que opina que los chicos se portan mal porque la maestra no impone autoridad, organiza el día y el lugar donde se le da la bienvenida formal a la madre del nuevo y la que decide que, a la despedida del gordito Estévez, la primer mitad de la lista lleva torta y la segunda mitad, coca.

En la puerta del colegio está una sola vez a la semana porque el primer paso ineludible para ser madre solucionadora es organizar, con éxito, un pool de 5×3 (cinco madres, cinco hijos, cinco cuadras a la redonda).

wapp7

 

Por último está la desentendida, gran pesadilla de los dos grupos anteriores. La desentendida es la madre que evolucionó. De madre generadora con el primero, pasó a ser solucionadora con el segundo y con el tercero y ya, con el cuarto hijo, pocas cosas le importan menos que los asuntos escolares porque sabe, ya lo vivió, que otras están ahí para ocuparse de generar y solucionar los problemas. La desentendida va al colegio el primer día y el último. El chico se vuelve en bondi con sus hermanos mayores. No participa del  regalo del día del maestro porque abre el mail el 17 de septiembre, su hijo sale con el sweater prestado en la foto grupal, lleva caramelos a la despedida del gordito Estévez y se saca un 4 en la prueba de lengua porque jamás leyó el poema del quirquincho. No sabe que hay un compañero nuevo y la primera vez que se cruza con la madre, la saluda convencida de que se conocen desde salita de 2.

  

Yo he sido madre generadora con Paz. Primeriza, inexperta, bastante pelotuda en todo lo que a ser madre refiere, las demás debían pensar que era medio fallada. Pero me soportaron estoicas. A ellas, mi eterna gratitud.

Con las de la clase de Mateo pasé a ser solucionadora. Tuve unas compañeras de rubro asombrosas que aún hoy, con Mateo en tercer año de la facultad,  me enseñan a no ahogarme en un vaso de agua.

Con Javier, soy madre desentendida. Ya está. Le pasé la posta a las más jóvenes que están ahí, ansiosas de cumplir su rol. Y cada día, cuando me llega un mensaje de WhatsApp avisándome que la de lengua toma el poema del quirquincho, agradezco al cielo cada uno de esos eslabones de mamis del cole que hacen mi vida mucho más fácil.  

wapp8

Anuncios

10 comentarios to “Las mamis del cole”

  1. Cardo Ruso noviembre 13, 2014 a 1:43 pm #

    Y qué haríamos los “papis” del cole sin estas #mamisdelcole , eh?
    Brillante, as always!

    • majogm noviembre 13, 2014 a 4:26 pm #

      Jajaja. Los papis del cole son los que los llevan a los partidos de fútbol y se agarran a piñas con los otros papis del cole porque un mocoso le hace faul al otro. Merecen un post aparte :-)

      • Gabriel Almada (@lfwaterloo) noviembre 18, 2014 a 2:34 pm #

        Totalmente. Recuerdo cuando mi equipo entero abandonó el torneo de fútbol de padres al enterarnos que otros dos equipos se habían agarrado a las piñas en un partido. Esto pasó cuando yo aún estaba en Argentina (en Martínez), así que fue en el año 1999, cuando Santiago estaba en salita de 4 de Jardín!!! Flor de ejemplo, no?

  2. Yamila noviembre 13, 2014 a 2:02 pm #

    El mejor post de la historia de los blogs. Lejos.

  3. ISA noviembre 13, 2014 a 2:29 pm #

    Majo, ya te lo dije varias veces… SOS LO MAS!!!!!!!!!!!!!!!

  4. Caro noviembre 13, 2014 a 4:43 pm #

    Muy bueno Majo! Me reí fuerte. Soy una solucionadora nata que lucha por volverse desentendida aunque su obsesión no se lo permita ;)

  5. hegeliano noviembre 13, 2014 a 5:27 pm #

    Mi critica a las 5x5x5 suben 5 parvulos en la CRV no los atan ni con un piolin y salen 130 millas por hora fumando y wassapeando todo al mismo tiempo porque la peruana se les va a las 16.03 minutos y no llegan.

    • majogm noviembre 13, 2014 a 6:41 pm #

      hice diez años de pooles. La muerte misma. Al más chico lo anoté en un colegio a tres cuadras de casa. Y la vida es bella.

  6. Mónica Frau noviembre 14, 2014 a 11:37 pm #

    ¡Muy bueno el análisis y la descripción! Aunque en mi caso se me invirtieron los papeles, fui madre desentendida (o desinformada) con la primera y solucionadora con la segunda.

  7. Nachog noviembre 15, 2014 a 8:16 am #

    Buenisimo…mi seniora se identificaria en transicion entre las 2 primeras categorias…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: