Archivo | Politica RSS feed for this section

Mojándole la oreja a lo singlese.

4 May

El martes 1 de Mayo estábamos terminando un fin de semana XL de esos que nos regala Cris desde el año pasado y la noticia corrió como reguero de pólvora. Presidencia de la Nación presentaba un spot en honor a los caídos en Malvinas. Medio raro porque los 30 años del inicio de la guerra lo conmemoramos en el último fin de semana largo que tuvimos, hace un mes. Pero como se cumplían 30 años del hundimiento del Crucero ARA General Belgrano, la mayor tragedia de esa inexplicable guerra, nos sentamos con pochoclo a verlo. Bah, yo llegué tarde, confieso. Pero en seguida estaba en youtube.

Vimos pues el spot y estalló la polémica. Hubo tantas opiniones como habitantes en el país y todos estábamos agarrándonos de los pelos. Que está bueno, que es una copia de Rocky, que faltaron los kelpercitos corriendo detrás, que lo singlese son unos giles, que con esto demostramos que semo lo mejore, semo o que, directamente, somos impresentables. 

De todo, como en botica. Este gobierno ha logrado sorprendernos una vez más, lo que no es una novedad. Y ha logrado dividirnos, lo que, a esta altura, tampoco lo es. 

Al día siguiente levantó aún más polvareda la entrevista que le hicieron a Fernando Zylberberg, el jugador de hockey que protagoniza el aviso que confesó que él filmó sin saber quién era el anunciante ni quién le pagaba. Luego habló uno de los responsables de Young & Rubicam que dijo que la idea había salido de un brainstorming en la agencia, que les había parecido genial, que habían ido a filmarla sin saber a quién se la iban a vender y que al final la había visto alguien del gobierno y la había comprado. No voy a decir que me parece extraño que una agencia de publicidad se embarque en una producción de este nivel, que debe haber costado una fortuna sin saber perfectamente quién sería el comprador, porque no soy nadie para dudar de la palabra de este señor, pero la verdad es que me parece extraño. Es un aviso demasiado arriesgado, y no es un aviso para cualquier cliente. Cualquier multinacional que sponsoree a los atletas argentinos no puede avalar un aviso en el que se jode especialmente a otro país. Y menos aún al dueño de casa de las próximas olimpíadas. Alguna empresa que no sea multinacional, dirán los más arriesgados de mis lectores. Puede ser. Pero creo que sólo hay una que lo evaluaría: Quilmes. Teniendo en cuenta tan poco abanico de posibles compradores, vuelvo a decir que me parece muy sospechoso que los responsables de la agencia gasten esa guita sin tener la tranquilidad de que hay alguien que corra con los gastos.

Mis consideraciones personales (que probablemente no le interesen a nadie, por eso las expongo)

Está bien hecho. Aunque tenga ciertas reminiscencias RockyBalboescas, está muy bien hecho, lo que no es novedad porque Young & Rubicam nos tiene acostumbrados a productos de excelente calidad. 

No logro comprender cómo se honra a los caídos en Malvinas con ese aviso. No le veo, sinceramente, una linea conductora. Se honra, en todo caso, a los deportistas que van a participar de los JJOO, pero no a los caídos. Se reafirma la idea de soberanía sobre las islas, pero repito, no creo que se honre a ningún combatiente. Menos aún a los del Belgrano, que ni siquiera estaban en la zona de exclusión cuando fueron bombardeados.

Los argentinos tenemos fama de tramposos. La mano de Dios es un excelente ejemplo de cómo convertimos en héroes a quienes hacen trampa. Este spot publicitario tiene ese toque de viveza criolla le dicen ellos, trampa o mula le llamo yo. No es que sea obligatorio aclarar a los isleños que es lo que se está filmando pero me parece bajo ir a filmar en sus propias narices, tomando imágenes que sabemos que van a joder. Zylberberg corriendo frente a Penguin News tiene un simbolismo enorme por lo que ese diario significa y es de esperar que los habitantes de las islas se sientan ofendidos. Eso, en mi tierra, se llama Mojada de Oreja. Y no es una práctica del todo recomendable cuando uno quiere que el concierto internacional de naciones se ponga de tu lado en cuestiones de reclamos de soberanía.

Me parece genial que el gobierno haga un homenaje a los caídos en Malvinas. Y me parece genial que reivindique la soberanía sobre las islas. Y más genial aún que mande un mensaje de aliento hacia los deportistas que van a ir a los JJOO. Pero creo que si bien estamos en crisis y sin plata, sacando subsidios a tontas y a locas, no hace falta ahorrar tanto y combinar todo en un solo aviso. No deberían haber mezclado peras con bananas.

Los JJOO no tienen nada que ver con las Islas Malvinas. El deporte no tiene nada que ver con la política. Y pienso que no deberían juntarse. Si tan machos somos, hagamos un boicot a los Juegos porque consideramos que Inglaterra es tierra de “Piratas for ever” (SIC de la presidente). Pero no nos hagamos los cancheros filmando en su propia cara un comercial tratándolos de tales. Eso está mal. 

Embanderar a todo el pueblo detrás de una causa nacional es más viejo que el viento. Y eso es lo que intentan hacer. Lo hizo Galtieri cuando quemaban las papas en el 82 y lo viene haciendo el kirchnerismo desde que la cosa empezó a ponerse espesa. En lugar de hablar de los muertos en el accidente de Once y la falta absoluta de reacción del gobierno o de las denuncias de corrupción que salpican (bah, enlodan más que salpican) al vicepresidente, busquemos otro temilla. Recuperar la soberanía suena divino. Primero con YPF y la soberanía hidrocarburífera (?) y cuando ese tema se agota, largamos con la de las Islas Malvinas son Argentinas. ¿Funciona? Claro, desde que mi tía Adita era joven!

Después de la locura del año 82 y la guerra incomprensible a la que fuimos llevados por aquel comandante borracho, perdimos muchísimas chances de, siquiera, poder pensar en reclamar soberanía sobre las islas. En los 90’s vino DiTella con los Winnie the Pooh (?) para los kelpers, que los isleños recibían como regalo extrañadísimos. Pues ahora, a 30 años del conflicto, como volver a recuperar las islas por la fuerza es imposible porque según la Ministra de Defensa nuestro poder de fuego dura 35 minutos en el continente (¡!) decidimos emplear tácticas más eficientes y no solo pusimos como embajadora en Londres a una ex azafata maleducada que, haciendo uso de la posibilidad que dan los ministros ingleses de preguntar en una conferencia de prensa (algo nada habitual por estas tierras con este gobierno) bardea al ministro de RREE inglés diciendo cursilerías beatlinezcas del estilo Give Peace A Chance (como si estuviéramos en guerra todavía) y después, el gobierno nacional saca un spot publicitario haciendo alarde de nuestra soberanía y cagándose de risa ya no tanto de los ingleses sino mas bien de los isleños. Grandioso. La vía diplomática es nuestro fuerte…

A los ingleses no les gustó nada nuestro genial spot. A los isleños menos. Y lo más insólito es que nos sorprendemos por las reacciones. Resulta que el monumento donde el que entrena hace step es el Island Great War Memorial, nada más y nada menos que el monumento a los caídos en Malvinas. La casa central de la agencia Young & Rubicam, que ¡oh casualidad! está en Londres emitió un comunicado pidiendo disculpas por el aviso producido por su filial Argentina y pidió al gobierno argentino que lo retire de circulación. Alguna cabeza va a rodar, de eso no hay dudas. En caso de que el Comité Olímpico Internacional tomara el aviso a mal por mezclar política con juegos olímpicos y decidiera sancionar a Argentina de algún modo, yo les cuento como sigue la historieta: de ser los cancheros de la cuadra pasaremos a denunciar un complot internacional en contra del país, porque el mundo entero nos envidia, porque somos los más piolas y los más lindos  e ipsofacto, la Cámpora organizará marchas en repudio a todas las concesionarias de Audi, que no tiene nada que ver pero como el logo se le parece al de los JJOO sirve para demostrar nuestra indignación.

Todos los mundiales, la cervecería Quilmes, saca unos avisos geniales. El de la pelota no se mancha del 2006 te ponía la piel de gallina, recuerdo. Este podría haber sido un buen comercial para Quilmes. Pero no del gobierno nacional. El ejecutivo es una institución que nos representa a todos los argentinos. No puede, ni debe, tomar a la diplomacia tan livianamente. Ni hacerse el adolescente pícaro y transgresor. La soberanía nacional no se defiende en la TV ni en los Juegos Olímpicos, no seamos necios. 

Para competir en suelo inglés, entrenamos en suelo argentino. Lindo slogan. Me hace acordar al de Los Argentinos Somos Derechos y Humanos de los 70’s. Que la empresa que ideó éste sea la que compró, hace tiempo, a la que ideó aquel hace 30 años ha de ser un detallecito menor, no? 

Los pingüinos son así, lo llevan en su naturaleza.

Hacete cargo, morocha…

23 Feb

A vos te controlan colegios, tarjetas y medicina prepaga y no te dejan comprar dólares. A #TBA no lo controla ni el loro.

8:01 AM – 23 Feb 12 via Twitter for iPad

Hace 36 horas, vivimos una tragedia ferroviaria en la estación Once, terminal de TBA, ex ferrocarril Sarmiento.

En 36 horas, ha pasado de todo.

Pudimos comprobar que el servicio de emergencia de la Ciudad de Buenos Aires y los hospitales públicos, funcionan dentro de lo aceptable. Nuevamente el doctor Alberto Crescenti se convirtió en figura. Los rescatistas también. Bomberos, policías, gente de a pie. Las imágenes que salían de la TV nos dejaban espantados, las ambulancias iban y venían, la gente lloraba. Imágenes del desastre. Desastre que es el resultado de lo que somos como sociedad, de lo que votamos cuando votamos y de lo que no reclamamos cuando deberíamos.

 

La calle Mitre está cerrada desde fines de 2004. Después de la terrible tragedia de Cromagnon, algunos familiares de las victimas improvisaron una especie de altar casero en memoria de los que allí murieron. Y no permiten que ese “santuario” deje de serlo. Pues bien, otra tragedia, 7 años después, se encuentra con la imposibilidad de que las ambulancias pasen por esa calle, debiendo dar una vuelta de 4 cuadras para llegar a socorrer heridos. Heridos que no tuvieron la culpa de lo que pasó en Cromagnon, vale aclarar. Creo que es el momento para hacer valer la justicia y hacer que esa calle vuelva a ser una calle transitable, mandar a los deudos a su casa y empezar a vivir como gente digna.

 La legisladora porteña, Maria José Lubertino (FPV), nos tiene acostumbrados a decir huevadas vía twitter. Pero ayer se pasó. Desesperada por echarle la culpa a Macri, twiteaba

Es importante fijarse en el horario en que lo hacía. En medio de la desesperación provocada por la muerte, en medio de las corridas de los enfermeros, camilleros, médicos y policías, la legisladora K se dedicaba a putear a Macri. Si hubiera logrado endilgarle la responsabilidad al gobierno de la Ciudad, hubiera llegado a la felicidad suprema, calculo.

 

Mientras tanto, la TV Pública después de un twit escueto, se dedico a twitear huevadas. El comunity manager debería renunciar. No podes, en medio del día mas trágico de los últimos 11 años, twitear boludeces.

Esta la borraron, convengamos que el titulo era, cuanto menos, poco feliz. Pero les hice una captura de pantalla antes ;-)

Aunque el que twitee sea un bot (esa fue la explicación) Y si es un problema de un bot que se olvidaron de desconectar, no pueden pasar la programación habitual. No la TV publica. Ese canal que pagamos todos nosotros tiene que ser un canal de servicio. Había mil cosas para hacer a las siete de la tarde. Por ejemplo, pasar los datos de los heridos ingresados en los hospitales, para que las familias sepan a cuál ir, en lugar de peregrinar por los 100 barrios porteños. Pero ellos a las 7 de la tarde pasaban un documental sobre la vida de los marsupiales.

 El gobierno, siempre tan adepto a salir a hablar huevadas, hizo un silencio sorprendente. Mandatarios de todo el mundo mandaron condolencias y nuestra presidente no dijo nada. Pero nada, eh? Suspendieron la cadena nacional que había programada para contarnos que van a gastar 95 palos cada año, durante 4 años, para que podamos ver Carreras para Todos y Todas (?). Ni una palabra de aliento de aquella a la que le encanta hablar y mostrarnos lo bien que lo hace. Desaparecida. Missing in action. Un comunicado primero diciendo que se suspendían los Carnavales Populares Latinoamericanos (?), que parece que estaban planeados para el fin de semana y otro, mas tarde, decretando duelo nacional. Y pará de contar.

Al que sí, con acento, no le quedó otra más que dar la cara, fue al secretario de transporte, Schiavi. Hace unos días nos había cagado a palos por dejar todo para último momento y no haber sacado la SUBE cuando el gobierno la implementó hace 3 años y no servia para nada. Pues ahora se mandó frases maravillosas como que “Si pasaba ayer no era tan grave” (claro, fue feriado) y que “la costumbre argentina de pararse con el tren en movimiento y caminar hacia el primer vagón para salir primeros fue determinante en la cantidad de muertos, ya que el segundo vagón se incrustó en el primero.”

Patético. Lo mas grave del asunto es que nadie le pidió la renuncia. El tipo sigue en su puesto, aun después de decir eso.

 Hace 9 años tenemos este gobierno. Primero con Nestor y después Cristina. 9 años. Háganme el favor de no venir a echarle la culpa a Menem y la nefasta década de los 90. Si en 9 años de gobierno, con un crecimiento a tasas chinas (?), después de que los K nos han sacado del infierno y de ser el mejor gobierno de los últimos 200 años, no pudieron hacer que la gente viaje con la tranquilidad de no morirse al llegar a la estación, quiere decir que hay algo que no me contaron. O directamente me mintieron estos 9 años.

El colegio tiene que informarle a la Afip si la cuota que pago es de mas de $3000. La medicina prepaga tiene que informarle a la AFIP lo que pago por mes. Me revisan las cuentas, me caen inspecciones, saben todo de mi. Si quiero comprar 210 dolares para que mi hijo rinda el First Certificate, tengo que pedir permiso y según lo que ellos saben de mi, deciden si me dejan o no me dejan. ¿Y me van a decir que no sabían que ese tren era un desastre? Lo se yo, que jamas en mi vida me subí al Sarmiento porque me toca el Mitre pero que todas las mañanas leo a la gente en twitter putear bajo el hashtahg #FuckingSarmiento.

Un estado que se mete en absolutamente todo lo que es redituable monetariamente, a ver si te pueden cagar un mango más con impuestos pero que no es capaz de controlar a donde va a parar la guita que le gira mensualmente a las empresas de transporte? Yo no quiero un estado así. No me sirve. Porque me mata. Un estado que está siempre ávido de sacarte la guita y que lo mantengas pero no es capaz de sentir compasión por la gente que aun hoy, 36 horas después del accidente sigue buscando a sus hijos, padres, hermanos? No me jodan.

Que Cristina, la presidente coraje, como le encanta decirle a la manga de pelotudos que la idolatran, de la cara, asuma el costo político que significan 50 muertos por haberse pasado 9 años sin gobernar seriamente, sino solo para la gilada, bajando cuadritos e inaugurando fabricas ya inauguradas u hospitales que no son tal.

Que se deje de joder con la causa nacional de Malvinas y ocupe el puesto que tiene. Ella solita se presentó y la eligió el 54% de los argentinos. Hacete cargo Morocha, que hay 50 muertos…

Gente sin swing

13 Jul
“Da asco la mitad de Buenos Aires” dice Fito Paez sobre el voto de los porteños. http://bit.ly/n7o9oN Dejen de ayudar a Filmus, muchachos12 Jul via TweetDeck

Una de las cosas que intento enseñarles a mis hijos es a perder cuando juegan a algo. Porque en la vida se gana y se pierde y muchas veces se pierde más de lo que se gana. No siempre lo logro. Tan legendarios eran los revoleos de controles del nintendo 64 cuando Mateo perdía con el SuperMario frente a Bowser, que desde la planta baja se escuchaba. Javier, un poco más temperamental que su hermano, no revolea controles porque los de la Wii no tienen cable y pueden desaparecer escaleras abajo  (y ahí se arma) pero maldice en idiomas diversos y a veces, hasta llora.

Hay veces en las que hay que resignarse a perder...

Mi comentario de madre odiosa en esos casos siempre es: Si no te bancas perder, no juegues. Básico. Me he pasado tardes enteras de mi adolescencia con mi amiga Irene jugando a la canasta y al desesperado. Es probable que si lee ésto, salga a decir que cuando yo estaba por perder, hacía un zafarrancho con todas las cartas y ponía cara desafiante. Admito haberlo hecho, pero sólo cuando la paliza era irremontable y no valía la pena seguir perdiendo el tiempo en algo imposible. La mayoría de las veces, me la bancaba hasta el final, con la esperanza de un golpe de suerte que cambiara mi destino.

Este domingo hubo elecciones en la ciudad de Buenos Aires. Si bien había varios candidatos, la cosa estaba peleada entre dos. Y cómo bien dijo Florencia Peña (?) en su columna en el Argentino (si, hay veces que leo esos pasquines, perdón):

Texto de la gran filosofa argentina, tambien conocida como la pechocha.

Tomándola en serio (no es fácil, lo sé, pero vamos a intentarlo) el resultado no dejó mucho lugar a duda. Mas del 47% de los porteños quieren un modelo de país  diferente al que el gobierno propone. Casi la mitad de los porteños dijeron que no sólo no quieren profundizar mucho más el modelo, sino que directamente no quieren el modelo. Más claro, echale agua. Y más grave aún, no es que ese 47% esté encantadísimo con la gestión de gobierno de Macri. Los hay, desde luego. Pero mucho de los que conozco, no. Simplemente no quieren lo que el kirchnerismo propone. 
Las encuestas, antes de la votación, hablaban de una diferencia de menos de 10 puntos. Salvo la de Doris Capurro, que ya en mayo decía que Filmus le ganaba a Macri por 3 puntos (?) El problema no es comprar encuestadores, el problema es creeles decía alguien por ahí. Gran verdad. Nuevamente poliarquía fue la única que arrimó el bochín. Las demás, mandaron fruta para todos los costados.

Esta es Doris Capurro. La que pronosticó que Filmus ganaba por 3 puntos. La gente está loca, opina ahora, no votó como se supone que debía votar!

Ahora bien, la diferencia de casi 20 puntos no se la esperaba nadie. Ni Filmus, ni Macri, ni los encuestadores, ni yo.
Ir al ballotage suena a suicida. Pero quien conoce al kirchnerismo le encuentra lógica.
En 2009, el PRO ganó en la ciudad por el 31% contra el 24% de Pino Solanas. Los kirchneristas, en su plan de denostar a Macri, afirmaban que al Pro le había ido muy mal porque en dos años habían pasado del 60% (cantidad de votos en el ballotage del 2007) a 31% (cantidad de votos en las legislativas de 2009). Era mezclar peras con manzanas pero ante la lógica K, era lo mismo. Ahora van por el ballotage (que ya saben que no van a ganar) simplemente para poder construir el relato en el futuro. El aplastante 27,8% no les gusta nada. Necesitan, en años venideros, recordar un número superior al 30%. El modelo lo necesita (?)
Pero ojo. Porque hay algunos que no lo entienden. Hay un refrán que dice: Cuídenme de mis amigos que de mis enemigos me cuido solo. Eso debe pensar Filmus estos días, además de ¿para qué me metí en ésto?

Desde el lunes estamos escuchando a toda la runfla kirchnerista mostrando lo peor de si mismos.
Aníbal Fernández como siempre se fue de boca, algo a lo que nos tiene acostumbrados: “A mí me llama la atención que la ciudad de Buenos Aires se parezca a Macri: yo no vi nunca nadie a quien le importara tan poco el gobierno” Fito Páez, desde la contratapa de Página 12 (si, también leo eso, yo leo todo, hasta los prospectos de los remedios cuando tengo los lentes de contacto puestos, claro) les echó en cara a la mitad de los porteños la elección que habían hecho con frases celebres como: “Da asco la mitad de Buenos Aires” “Nunca estuvo más lejos de ser esa ciudad deseada por todos. Hoy hecha un estropajo, convertida en una feria de globos que vende libros igual que hamburguesas, la mitad de sus habitantes vuelve a celebrar su fiesta de pequeñas conveniencias”. “Buenos Aires quiere un gobierno de derechas. Pero de derechas con paperas. Simplones escondiéndose detrás de la máscara siniestra de las fuerzas ocultas inmanentes de la Argentina, que no van a entregar tan fácilmente lo que siempre tuvieron: las riendas del dolor, la ignorancia y la hipocresía de este país. Gente con ideas para pocos. Gente egoísta”. Para culminar con el glorioso: Gente sin swing (?) Arturo Bonin ( o su padre, me llamó la atención lo canoso que está, parece que el tiempo pasa para todos, no sólo para mi) fue testigo de que: el 60% votó en contra de Macri (?). Eso lo dijo cuando Macri llevaba el 40% de los votos, cuando llegó al 47% nadie lo pudo encontrar para que corrigiera los números. Forster (si, el filosofo K que nos deleita desde 678) se ocupó de tildar a casi la mitad de los porteños como fachos: “El macrismo es una variante porteña del cualunquismo, aquel movimiento surgido de las clases medias bajas italianas que apoyaron al fascismo mussoliniano”. Y el presidente de la Biblioteca Nacional, Horacio Gonzalez, les echó en cara a casi la mitad de los porteños “tener ideología tacaña, particularista, defensiva y egoísta”.
Todo esto porque, otra vez, casi la mitad de los porteños, votaron algo diferente a lo que estos iluminados consideran que es lo mejor para ellos.

Un grupo de loros tiene mas coherencia que los K indignados porque no los votaron

Muchachos, así vamos mal. Si no tuvieran que ir a segunda vuelta, lo entendería. Sacar todo el odio y resentimiento es lo esperable para mentes obtusas que no aceptan otra opción salvo la que ellos mismos, por gracia divina, consideran que es la mejor para el resto del país. Pero si insisten en ir al ballotage (no está muerto quien pelea) sean un poquito mas piolas. No bardeen a los que, en definitiva, son los que tienen que ir a votarlos. O acaso el pueblo nunca se equivoca siempre y cuándo vote lo que ustedes opinan? A más de uno le vendría bien un baño de humildad, que le quite de encima esa soberbia que se han creado, arrogándose el titulo de mensajeros del futuro. A otro perro con ese hueso, no me jodan. Sean democráticos, no sean autoritarios. Como les recomiendo a mis hijos: Si no se bancan perder, no jueguen. Esas son las reglas de la democracia y creo que todos estamos de acuerdo con que ese es el sistema que elegimos para vivir.  Y si no les gusta vivir en Buenos Aires porque les da asco, les parece mezquina y tacaña, múdense a Tierra del Fuego, donde el proyecto nacional y popular fue a ballotage entre dos kirchneristas. Ahí, ganaban seguro.

Game Over. Try Again.

Un país serio

27 Jun

Cristina, los desmanes en #River y vos.

26 Jun via TweetDeck

En cualquier país serio, después de los desmanes del miércoles pasado, el partido de vuelta del domingo se hubiera jugado a puertas cerradas.

En cualquier país serio, los 10 ñatos que entraron a la cancha, a apretar a los jugadores, estarían identificados y detenidos. O al menos, señalados para que no vuelvan a entrar a una cancha de fútbol en 10 años.

En cualquier país serio, el presidente de la nación tiene una idea mas o menos vaga, de lo que pasa en la calle.

En cualquier país serio, el presidente de la nación no es quién decide si un partido de fútbol se disputa con público o sin público.

En cualquier país serio, una institución como la AFA es la que toma esas decisiones.

En cualquier país serio, a los barrabravas violentos, los tienen identificados y no los dejan entrar a los estadios.

En cualquier país serio, una agrupación de violentos como HUA (hinchadas unidas argentinas) no viaja al mundial con todos los gastos pagos por el gobierno.

En cualquier país serio, a la policía se la respeta.

En cualquier país serio, el primero en respetar a la policía es el ministro de seguridad, ya que la fuerza depende de él.

En cualquier país serio, no se consideran 300 tarados a quienes destrozaron un estadio, agredieron a los que habían ido a ver el partido, a quienes jugaban el partido, a quienes vendían coca colas y a quienes tienen negocios o viven cerca.

En cualquier país serio, después de semejantes disturbios, habría mas de 30 detenidos.

En cualquier país serio, el jefe de gabinete al menos se haría el que le interesa el tema y no se cagaría de risa en la cara de los que tenían negocios y fueron saqueados, incendiados y/o destrozado.

En cualquier país serio, el operativo de seguridad no hubiera sido absolutamente desbordado.

En cualquier país serio, el partido se hubiera jugado completo.

En cualquier país serio, el que hace quilombo sabe que va en cana y paga lo que rompe.

En cualquier país serio, ir a la cancha, es un programa de familias enteras sin que corran peligro.

En cualquier país serio, con 2500 policías para cuidar un radio de 10 cuadras, basta y sobra.

En cualquier país serio, al día siguiente de semejante desmán, hubieran renunciado los organizadores, pidiendo perdón por el trabajo mal hecho.

En cualquier país serio, el gobierno no se mete en el fútbol y el fútbol no se mete en el gobierno.

En cualquier país serio, la TV pública, que pagan los contribuyentes, hubiera mostrado lo que estaba pasando y no hubiera puesto al aire un partido de hockey (?)

En cualquier país serio, nos daría vergüenza ser noticia en los medios internacionales por este tipo de zafarranchos.

En cualquier país serio, un programa que dice que el descenso de un equipo es un plan maléfico del CEO de un multimedio para televisar los partidos de la B, no sería siquiera puesto al aire a las 3 de la mañana.

 

En fin. Vivimos en Argentina. Y aunque nos duela, será muchas cosas pero no es un país serio.

Lindo que nos reconozcan por esto...

 

 

Condena Nacional

22 Jun
Y bueh, lanzarse por #CadenaNacional le sale mas barato que llenar un estadio a pancho y coca. Al menos ahorra en eso… #CFK

20 hours ago via TweetDeck

A poco mas de 24 horas de habernos deleitado con una cadena nacional, Cristina nos brindó otra. Vale aclarar que en el articulo 75 de la nueva, y tan celebrada por la monada K, ley de medios audiovisuales, reza: “el poder ejecutivo nacional o los poderes ejecutivos provinciales podrán, en situaciones graves, excepcionales o de trascendencia institucional, disponer la integración de la cadena de radiodifusión nacional o provincial, según el caso, que será obligatoria para todos los licenciatarios”

Pues bien, Cristina consideró que disfrazarse de promotora de Garbarino para promocionar teles a 60 cuotas de 45 mangos revestía de la gravedad necesaria como para hostigarnos, otra vez, por cadena nacional. Lo hizo ésta vez, rodeada por actores que hace rato que no hacen un éxito en TV pero que están ahí porque les pagan (o les perdonan quiebras o les bancan programas en la TV pública), por Daniel Filmus (el único candidato no residual  porque él siempre quiso ser jefe de gobierno según palabras de nuestra presidente)(aunque en las últimas elecciones quiso ser senador, si mal no recuerdo) a la cabeza, con la banda de aplaudidores oficiales compuesta por gobernadores, intendentes, funcionarios varios y la runfla de impresentables habituales y con las (¿curiosas? ¿llamativas?) ausencias de Hebe de Bonafini y Moyano, dos de las personas que hace poco habían “exigido” a Cristina que se presente a la reelección. Ah no, Schoklender (AKA el traidor) tampoco estaba.

No contenta con la oferta de plasmas baratos con TV digital provista por el gobierno (y pagada por usted y yo) decidió ir un poquito más allá y nos informó (siempre por cadena nacional) algo que ya sabíamos todos: Que se lanza al segundo mandato. Era obvio. Los K no tienen plan B desde que Néstor decidió irse de gira en octubre pasado. Ninguna figura importante apareció en el firmamento y si alguna intentó aparecer, fue la propia Cristina quien se ocupó de bajarlo de un hondazo. No había opción. Sin #El y sin Cristina, no habría Kirchners en la fórmula. Alicia no garpa para presidente y Máximo no cumplió los 40 años todavía, no sería serio. Bah, tampoco garpa, sincerémonos, es bien sabido que si hay algo que los K no son, es serios.

Con cantitos de hinchada del Nacional B, los participantes del acto en casa de gobierno hicieron notar su alegría. Y tranquilidad. De más está decir que para muchos (sino todos) los allí presentes, la continuidad del modelo K es garantía de laburo fácil, de buen sueldo y de impunidad para hacer lo que les venga en gana. ¿Qué aerolínea contrataría a un presidente como Recalde Jr. que, sin que se le caiga la cara de vergüenza, admite que el déficit de Aerolíneas Argentinas en el primer trimestre del año pasado fue de USD 103.3 millones, un 28% más que en el 2009 y un 56% más que en el 2008?

Nos dijo, emocionada, que desde que se murió su marido “sabe que debe” presentarse a la reelección. Nunca dijo si quiere, pero por lo visto a nadie le importa. Su compromiso es “irrevocable e irrenunciable” y terminó con un: “como voy yo a aflojar y no seguir adelante”. Vuelvo a lo anterior. Nunca dijo que quería ser reelecta. Sólo dice que debe presentarse. Ah, y nos aclaró que “iba a someterse a la voluntad popular”, lo que, entre nosotros, es todo un tema. Al menos no decidió ser presidente por 4 años más por un DNU, cosa que, conociéndola cómo la conocemos, no sería del todo extraño. Pero se somete, podemos agradecérselo.

A ver… no quiero que los mas progres de mis lectores me tilden de buscar “la paz de los cementerios”. Lejos de eso. Pero creo que pasarán muchos años antes de que en Argentina podamos sacarnos de encima el estigma kirchnerista del “me cago en todo, yo tengo poder y hago lo que se me antoja”. Está, desde siempre, bastante incluido en el ser nacional. El argentino es tramposo, ventajero y un poco atorrante. Hoy, 25 años después, seguimos conmemorando “la Mano de Dios” y la trampa que le hizo Diego Maradona a Inglaterra en el 86. Cómo si le hubiera hecho falta a Diego hacer ese gol para demostrarle al mundo que cómo jugador, era brillante. Nosotros somos así, medio truchos, pero este gobierno nos ha dado clases magistrales de caradurismo y prepotencia. Mientras, en Marzo de 2010 Cristina abría las sesiones ordinarias en el congreso nacional, la presidente del banco central transfería fondos que debían estar aprobados por ese mismo congreso. Cómo los números no daban del todo bien, en junio de 2009, el FPV bonaerense se presentó a elecciones con un montón de candidatos que supuestamente sumaban pero que no tenían ningún interés en asumir si los elegían. Es más. Los eligieron y no asumieron. En 2007, nos preguntaron si queríamos pasar nuestros fondos de las AFJP al sistema de reparto y mas de 85% de los encuestados dijimos que no. En octubre del 2008, compulsivamente decretaron que las AFJP no existirían más y que la ANSES sería la encargada de velar por nuestra vejez. La misma ANSES que en medio de la pelea del gobierno con Clarín, se hizo cargo del financiamiento del Futbol Para Todos, mega proyecto que supuestamente no nos iba a costar ni un mango porque a Clarín le daba guita y que nos cuesta algo así como 1300 palos por año. Con transmisiones bastante berretas, dicen los que saben y con una propaganda insoportable de parte del gobierno. Desde hace un tiempo estamos gastando guita para mantener en el aire de la TV pública programas que alcanzan un 0,4 de rating y lo festejan (señor y señora Camas, para dar un ejemplo). Claro, lo festejan porque la guita, una vez más, la ponemos nosotros. Por eso se mantienen. En cualquier canal serio, el patadón sería memorable.

En fin, que me gustaría un poco más de seriedad. El gobierno debería entender que no es un reinado absolutista. Que no pueden llevarse todo por delante. Que si tan convencidos están de que hacen las cosas bien (los hay bien intencionados, no me quedan dudas), la historia los juzgará y en las urnas los premiarán. Pero pasar por encima de las leyes que ellos mismos han votado, utilizar la cadena nacional para hacer un acto proselitista, para lanzar una candidatura y convertir la casa de gobierno en una mezcla de unidad básica con estadio único es de cuarta. Y los pinta de cuerpo entero. Se cagan en las instituciones. Se cagan en el país. Y se cagan en nosotros. No es una nimiedad, como justificaba hoy Aníbal Fernández. Es un acto de totalitarismo. Merece, cómo mínimo, una Condena Nacional. O acaso le van a prestar la cadena a los demás candidatos para que lancen sus proyectos como lo hizo Cristina?

En fin. Como terminaría el post el compañero Relato Del Presente:

Miércoles. Agradezcamos que hoy no hay cadena. Bah, creo…

Cristina Elizabeth I del Calafate.