Archivo | Uncategorized RSS feed for this section

2012

23 Feb

Dentro de las peliculas de cine catastrofe q he visto, incluida aeropuerto 77, puedo decir, sin temor a equivocarme q 2012 ha sido la peor.

about 15 hours ago via TweetDeck

Me encanta el cine catástrofe. Salir del cine o apagar la tele después de haber visto una pelicula de esas en las que el mundo se viene abajo, la estatua de la Libertad se hace añicos y la humanidad sobrevive apenas y encontrar cada cosa en su lugar y todo ordenado me da cierta satisfacción díficil de explicar.
Por eso las veo a casi todas.
Y por eso andaba con muchas ganas de ver 2012, le dieron tanta lata que no podía perdermela. Pero la realidad es que tenía a Paz preocupada. Increiblemente mi hija de 19 años se viene creyendo eso de que en el 2012 se acaba el mundo. No porque sea una estudiosa de la cultura maya, en absoluto. Tampoco porque entienda algo de alineaciones planetarias y su influencia sobre la corteza terrestre. No señor. Simplemente porque escuchó por ahí que los mayas hace nosecuantos años dijeron que el 21 de diciembre se acaba el mundo. Empezó pidiendo ir a Europa, no quiero que se acabe el mundo sin haber conocido Europa. Nice try. Después se olvidó de Europa y sin embargo siguió dando vueltas con el asunto, tanto que ha llegado a lagrimear en una sobremesa cuando todos tocabamos el tema bastante despreocupados.
Insólito. Y tanta vuelta se ha dado con el asunto que hasta a mi me empezó a preocupar un poco iluminarme con lo escatólogico viendo la pelicula en cuestión.
Finalmente anoche decidimos verla.
A ver… detesto los cliches. Y esta pelicula está llena de ellos. Matrimonio divorciado, dos hijos. Ella, con una pareja que es exactamente lo opuesto al padre de sus hijos. Él, medio loser, trabajo berreta, medio bohemio. Los hijos que prefieren estar con el padrastro porque tiene una imagen mas de éxito. Camping. exactamente en el lugar desde donde se va a pudrir el mundo entero. Mucho efecto especial muy bien hecho. Limousina que queda con destruccion total mientras va a toda velocidad manejada por el papá que se va convirtiendo en héroe a los ojos de sus hijos y, caramba, para la ex-mujer. Avioneta comandada por alguien que no es piloto y que despega y aterriza sin ningun problema, sorteando edificios que se caen, calles que explotan y arboles que vuelan como pajaritos. Un loco que la tiene clarisima y que obviamente se muere en su ley, mas rayado que el pan de la milanesa.
Ruso malo. Presidente de EEUU heroe. Politico egoista. Científico bueno y leal.
Sudamerica desaparece apenas empieza la debacle. Que bajon, que poco en cuenta nos tienen.
La familia en cuestion despega y aterriza dos veces, se sube a un avión enorme comandado por un ruso, cargado de autos de lujo, se baja del avion a punto de estrolarse en uno de esos autos de lujo (?), consigue una camioneta de tibetanos (??) que los lleva a donde salen las arcas que los salvaran junto a unos 400000 tipos mas y dos elefantes, dos moscas y dos de cada especie. Se meten en el arca sin pagar el millon de euros que cuesta cada asiento, hay un perrito que se salva, los agarra el tsunami, casi se ahogan y finalmente son los que salvan a todos porque logran destrabar una compuerta bajo el agua. Socorro.
A mediados de la pelicula uno implora que llegue pronto el 2012 para que finalmente se alineen los planetas y se acabe el mundo, así termina el bodrio descomunal que estamos viendo.
Mientras afuera se cae el mundo, explota la corteza terrestre, las olas gigantes desvastan todas las costas, el pelo de las actrices permanece impecable, el maquillaje parece recien puesto y las medias de nylon no se corren.
Gran desilusión la pelicula 2012. Si querían que me preocupe no lo consiguieron. Sólo lograron que me aburra, que baje en mitad de la pelicula a tomarme una coca light y que implore que se mueran todos de una buena vez y para siempre. Y que me dejen dormir en paz.


Buenos Días Garrido

19 Feb

Hace un año, una HdP embarazada, le quitó el arma al teniente Garrido y le metió 2 tiros x la espalda en medio de un robo.
Wed 17 Feb 08:04 vía Tweetdeck

Y pasó nomás un año. En San Isidro hubo siempre personajes autóctonos. Garrido era uno de ellos. No había posibilidad de no cruzartelo si caminabas dos cuadras por el centro comercial. Casi siempre apostado en la calle Chacabuco, tenía siempre una sonrisa en los labios y buenos dias esperandote. Charlaba con los vecinos, ayudaba a las viejitas a cruzar la calle, cargaba a los chicos que iban al quiosco a almorzar en el recreo del mediodía y le hacía la venia a los chiquitos que lo saludaban con la mano.

Cuando, hace un año, escuché por radio que habían asesinado a un policía en San Isidro, inmediatamente pensé en el. Es que para mi, y para tantos otros, no había otro policía en San Isidro. Prendí la tele con miedo y busqué un canal de noticias. No decían nombre, sólo comentaban el hecho y de pronto un comerciante de la calle Chacabuco apareció en cámara, llorando. No me quedaron dudas. Habían asesinado a nuestro policía.

Las muestras de cariño fueron espontaneas. San Isidro, con esa idiosincracia tan especial que tiene, salió a la calle y frente al local de Kevingston, donde a sangre fría y por la espalda una hija de remil puta (disculpen mi frances) le había pegado dos tiros, llenamos de flores la puerta del local mientras nos mirabamos unos a otros asombrados y dolidos. Llorando.

Un año pasó. Al principio San Isidro fué el lugar mas patrullado de la provincia. Nos quisieron hacer creer que estabamos seguros, llenando de policías esas cuadras que antes patrullaba uno sólo y lo único que lograron fué hacernos dar cuenta de que Garrido se había ido y nunca mas volveríamos a estar seguros. Los policias ya han desaparecido, de más está decir.

Durante meses, los vecinos y comercios recolectamos llaves para hacer un busto de bronce que nos recuerde, cada día, al gran policía.

Pero Garrido aún está con nosotros.A partir de hoy, al llegar a la esquina frente a Havanna podremos seguir diciendole Buenos Días Garrido!

Insultos vistosos

15 Feb

“@carlospirovano BTW, el término “sopenco” hacía mucho que no lo escuchaba y me parece vistosísimo. Lo voy a implementar.”
14th febraury from TweetDeck in reply to carlospirovano

Pocas cosas me producen mas risa que los insultos que uno no se espera. Que te digan boludo, idiota o recontrapelotudo es algo común en estas pampas. Tan común que ni siquiera ofende.

Los que tenemos la suerte de tener padres españoles solemos ser bilingües para insultar.
– Che, vos, gamberro, ¿qué te parece que estás haciendo?- descoloca a cualquier mozalbete de la edad de mi Tute, sobre todo porque no sabe que significa la palabra gamberro.
– Si serás mentecato– deja a cualquiera pensando que quisiste decir.
– Que memo resultaste- provoca la misma reacción.
– Tu cabeza de alcornoque no funciona del todo bien, ¿no?- hace que los mas avispados intenten una aproximacion entre el caucho y la cabeza, aunque la mayoría ignorarán el significado de la palabra alcornoque.
– El zanguango éste está para el cachetazo- se me oye decir por los pasillos cuando pretendo que Javier vaya a la cama y el tipo responde: pará…

Si mamá decía “me cago en tus muertos” la cosa se estaba espesando, lo mejor era rajar a tiempo y si comías mal y rápido te convertías en un tragaldabas. Si mis niños hacen huevadas son unos mamertos y si quiero mandar a alguien ahí mismo, lo mando a que le den por culo aunque no es un término digno de una madre abnegada como yo.

En el plano de las maldiciones tambien me destaco, ojala te agarre un dolor tan grande que cuanto mas corras mas te duela y cuando pares revientes lo aprendí de mi madre tambien, que para esas cosas es muy ingeniosa. Y alguna vez escuché el Te voy a clavar un puñal y a echarte vinagre en la herida para que te escueza que tambien tiene lo suyo porque el verbo escocer no es un verbo que uno utilice habitualmente en la jerga diaria. Al menos yo no lo uso, ¿ustedes si?

La cosa es que para insultar hace falta imaginación. Caer en el insulto trillado hace que uno se quede con ganas de algo más. Y además, los insultos pasan de generación en generación, como el apellido y la receta de la sopa de pollo.

Otros que saben insultar:

Cuando vivíamos en Bahía Blanca, la señora X (no es que quiera mantener el anonimato, es que ni a ganchos me acuerdo de su apellido, sólo recuerdo que era la madre de unos que vivían a dos cuadras de casa) les gritaba a sus hijos y sin empacho: Hijos de puta, haganme caso. Curioso apelativo para sus hijos, que en definitiva era más un insulto hacia ella que hacia los chicos que, entre nosotros, no parecían muy preocupados por las actividades extrafamiliares de la jefa del hogar.

Mía, la amiga croata de mamá, lo retaba al hijo en su lengua materna. Jamás entendí que era lo que le decía pero el tono despejaba todas las dudas, lo estaba cagando a palos, a lo que el hijo sólo respondía: Bueno mamá, está bien mamá.
Ortrud, mi vecina alemana, hacía lo mismo con sus alemancitos, les hablaba en un bastante deficiente español hasta que se mandaban una cagada, ahí empezaba con una diatriba tedesca que me dejaba, del otro lado del cerco, con el culo lleno de preguntas.

Por último, dentro de los insultadores compulsivos que me han deleitado a lo largo de los años, se encuentra una vecina de la casa de mis padres, a la que una tarde escuché vociferar “engendros del demonio, cuando los agarre los mato, ¿me oyeron?. Sorprendida, me asomé por la tapia y me encontré con los causantes de semejante revuelo. Eran dos y les juro que no levantaban mas que metro veinte del suelo…

Ladran Sancho

15 Feb

“Buenas noches a todos y a todas y ya saben, si ladra es que es perro y si dice boludeces en un microfono, es que es #yegua.”
15 minutes ago from Tweetdeck

Leí el Quijote de niña. Y de niña tambien he estado en contacto con mi abuela que por lo visto lo había leído por encima o había decidido que Cervantes se equivocaba en algunos detalles.

En Literatura de 4°año del secundario recuerdo que dí una lección oral sobre el Quijote, que desde luego no había vuelto a leer, asi que cuando la profesora (Gallo de apellido si mal no recuerdo) me llamó al frente desenfundé mi guitarra y comencé a hablar de lo que me acordaba. Una de las frases celebres que nombré sin vergüenza alguna fué “Ladran Sancho, señal de que son perros”.
-García Menéndez, ¿que dice?-preguntó la profesora ante mi sorpresa -La frase es “Ladran Sancho, señal que cavalgamos”.
No me animé a discutirle, supuse que ella lo sabría mejor que yo, que sólo recordaba a mi abuela repitiendo aquello con aires de entendida.

Pues la yegua la dijo hoy. Me cagué de risa, confieso avergonzada. Muchos se pusieron como locos, compadeciendo al pobre Cervantes que estaría contorsionando los huesos en la tumba de Alcalá de Henares (¿que? ¿No está en Alcalá de Henares la tumba de Cervantes? Bueno, debería).
Y yo me reí, acordandome de mi abuela y de mi profesora de literatura que, si tiene buena memoria, pensará que una alumna suya de hace unos cuantos años es quien le escribe los discursos a la presidente.

Razones para no ir a Jumbo.

10 Feb
Publicado por Majo García Menéndez en 15:07

“che, algo falló. fui al jumbo a comprar pescado y sali con un tender. (?)”
15 minutes ago from TweetDeck

Cada vez que voy al Jumbo me pasa lo mismo. Entro queriendo comprar un detergente y unos carilina y salgo con dos platos de metal para el perro, un aparato para limpiar los vidrios, seis postit rosas y doscientas cosas mas que no necesito.
Lo de hoy era facil.
El pescado del super de cerca de casa estaba bastante flojo, asi que me fuí a comprar a Jumbo. Era: entrar, ir directo a la zona de pescadería, pedir lenguado, agarrar la bolsa y volver a las cajas, pagar e irme.
¿Qué me pasó? Entré y lo primero que ví fueron las cartucheras de bakugan de dos pisos que Javier quiere para el colegio. Y recordé que no tiene carpeta oficio, que tambien me pidieron y había. De bakugan, obvio.
Resistí la tentación de meterme en menaje de cocina (léase todas esas cosas que venden para la cocina y que son absolutamente inutiles como el pincel para pincelar de manteca los choclos, la espumadera para clarificar esa misma manteca y las fuentes ovaladas que no giran en el microondas.)
Pasé, eso si, por la parte de pequeños electrodomésticos a ver si encontraba una juguera de las que quiero y había miles pero carisimas y con millones de accesorios, asi que segui mi ruta hacia la pescadería.
Compré el lenguado y pensé: “¿Habrá limón en casa?” Vaya usted a saber, las leyes de murphy son así: si compro, tengo 3 kilos en la heladera. Si no compro, no queda ni un cuarto de limon reseco. Por eso compré. Y si compro limón, compro lechuga que no queda, tomates que se comen todos, choclo y unas zanahoritas divinas, peladas y lavadas que al Tute le van a encantar.
Sigo mi camino y recuerdo que Paz necesitaba algo de perfumería. Y de pronto veo los tenders. ¡Magnífica visión! El tender de casa está roto y la ropa no se seca bien. Y venden unos divinos, con alas desplegables… meto como puedo uno en el carro y juro que me voy, pero antes paso por la parte de piletas y tengo el agua de la mía medio verde, asi que necesito clarificador, alguicida, cloro shock y un tester de ph porque el que tengo esta bastante fulero.
Llego a la caja y por suerte no hay nadie, asi que no tuve tiempo de comprar las pilas, papas fritas y afeitadoras que venden donde uno hace la cola.
Volví a casa chocha. Esta noche comemos pescado. ¡Y con la ropa seca!

¿La compro o no la compro?

7 Feb

“las jugueras esas q metes la fruta entera y te sacan el jugo, sera un mamotreto mas en mi cocina o la solución a todos mis interrogantes?”
3:09 PM Feb 6th from TweetDeck

Hace años que lo pienso. La compro o no la compro?

Ventajas tenidas en cuenta para comprarme la juguera:

* Hacer jugo de cualquier cosa que llegue a mis manos, incluidas las zanahorias y los apios, aunque dudo que alguna vez en mi vida me disponga de buena manera a tomar jugo de apio.

Desventajas tenidas en cuenta para no comprarme una juguera:

* tengo muchos electrodomésticos, de esos que se venden como pequeños electrodomésticos pero que sumados ocupan mas lugar que una heladera doble.
* al 80% de esos electrodomésticos no los uso hace años.
* consumen mucha electricidad y hoy en día la electricidad es carisima.
* son mas grandes que una plancha.
* ocupan, por ende, mucho espacio sobre la mesada.
* no tengo espacio sobre la mesada.
* son un incordio para lavar.
* mis hijos van a usarla y no la van a lavar.

Hay mas desventajas que ventajas y soy consiente de eso, pero así y todo quiero tener una juguera. No son caras y en el COTO me hacen el 20% de descuento hoy.
¿Que hago? La compro o no la compro? Eh? Eh?