Tag Archives: madres

¡Que los cumplas feliz!

5 Jun

 

Hoy le festejo el cumple al de 8. A partir de las 4:30 el que quiera pasar, será recibido por 28 angelitos desenfrenados y 1 madre resignada

about 23 hours ago via TweetDeck

No importa la edad del hijo, el festejo de cumpleaños demostrará que clase de madre es una. Y no por una cuestión presupuestaria, sino por la relevancia que se le da a tan magno festejo.Ya sea que la tierna criaturita cumpla 1 o 27 años, las madres nos esforzamos en celebrar el onomástico con toda la pompa.

Como compramos toda la culpa que encontramos, en el super y hasta en los outlets, las madres transitamos cada cumpleaños como si fuera el último y ganamos experiencia en cada uno, que nos servirá para mejorar el próximo, con el único objetivo de lograr que la luz de nuestros ojos crezca sin traumas y frustraciones. Cosa que, aviso desde ahora, igual tendrán. Después de todo la relación materno filial se basa en un ida y vuelta de esfuerzos maternos y frustraciones filiales. Y no hay nada que hacerle.

Todo depende de la cantidad de hijos que una tiene. No es lo mismo que haya un sólo cumpleaños al año donde exponer toda la parafernalia materna que dividir el entusiasmo y el dinero en 7 fechas diferentes. Si una quiere desplegar la maternidad al palo debe tener pocos hijos, uno sólo si es posible. Si tiene muchos, se diluye como el tang en el agua y no se aprecia en todo su esplendor. Una pena, realmente.

Dime cuántos hijos tienes y te diré como será el festejo:

Lugar:

1 hijo: Plaza de juegos techada, Roof Garden del Alvear Palace, Temaiken.

2 o 3 hijos: Club, canchita de fútbol (si son varones, claro), salón infantil de barrio.

4 o mas hijos: En casa. O en casa de la abuela si es mas grande y la madre es lo suficientemente piola.

Decoración/ tema:

1 hijo: Castillo de Disney o Guerra de las Galaxias. Iluminación contratada, musicalización ad hoc. Tules para las niñas, Cartón corrugado pintado de colores brillantes para los niños. Manteles en composé con el tapizado de las sillas. Servilletas de tela. Globos metalizados de helio.

2 o 3 hijos: Unas letras que dicen Feliz Cumpleaños en la puerta, unos globos de colores y manteles de papel afiche que sobraron del cumple del viernes anterior.

4 o mas hijos: Mantel de hule con frutas en tonos beige, que es sufrido.

Comida:

1 hijo: canapés de jamón y trufas, sushi infantil (con caritas de Nemo), catering de los Guillén con brochettes de patitas de pollo y tomatitos cherry (los invitados se comerán las patitas y jugaran a las bolitas con los tomates)

2 o 3 hijos: Panchos, patys o pizza, arrollado de dulce de leche que irá a parar, invariablemente, a los rulos del gordito Estevez.

4 hijos o mas: forrajería infantil (chizitos, palitos, papas fritas). Alfajorcitos de maicena hechos en casa sin coco.

Bebida:

1 hijo: barra de jugos naturales, latitas de cocacola importadas, agua mineral francesa.

2 o 3 hijos: coca cola, sprite, mirinda

4 hijos o mas: refresco de cola de dudoso origen y marca desconocida. Agua de la canilla.

Torta:

1 hijo: torta encargada a Bambi, de 3 pisos con decoración alusiva al tema de la fiesta. Si es varón, guerra de las galaxias. En un piso Arturito, en otro Chewbacca y en el último la batalla de los clones. Si es nena, Casi ángeles con una temporada en cada piso.

2 o 3 hijos: chocotorta con velitas y una bengala. Azul si es varón, colorada si es mujer.

4 hijos o mas: biscochuelo exquisita con una capa miserable de dulce de leche y recubierto con el restante del dulce de leche mezclado con nesquic. Velitas usadas, recolectadas de los otros cumpleaños. Puede haber mezcla de rosa y celeste y eso generará las burlas del gordito Estevez que terminaran con la cara del burlador en medio de la torta. Risas generales y llanto del gordito.

Animación:

1 hijo: Mickey y Minnie, importados especialmente desde Disney. Posible contratación de Pluto se frustra porque en el último cumpleaños le quebraron una pierna de una patada.

2 o 3 hijos: Cinco gamberros que trabajan entreteniendo chicos mientras estudian en la facu. Todos con remera colorada para que sean identificables.

4 hijos o mas: el primo Pablo de 16, que no tiene nada que hacer porque lo echaron del colegio, viene y da una mano. Les enseña malas palabras a los invitados y le revolea un mamporro al gordito Estevez cuando éste se pone cargoso. La adorable concurrencia le hace un tacle y alguno le patea la cabeza.

Regalos:

1 hijo: auto a control remoto, ropa de Versace Kids, Barbie que todo lo tiene, PS3 con tres controles y jueguitos varios.

2 o 3 hijos: las madres de los amigos son minas piolas y se juntan entre todas y hacen un solo regalo. A veces son mas piolas aun y en lugar de regalarle la pelota del mundial o las zapatillas de Hanna Montana, te dan la guita en un sobre y vos podes aprovecharla para cambiar la plancha y con lo que sobra, comprarle una pelota fulbencito.

4 hijos o mas: Los regalos de otras madres en esta situación, son medio berretas, comprados al por mayor en Floresta. Los juguetes duraran tres días intactos, en el mejor de los casos. Un muñequito del metegol será destrozado por el gordito Estevez antes de terminar el festejo.

Animación extra:

1 hijo: Maquilladoras profesionales que les hacen dibujos en la cara a los chicos con forma de mariposas o de hombre araña, según el sexo. El gordito Estevez pide que le pinten un tajo sangrante y la maquilladora se niega. Llantos. Monigote disfrazado de mimo que hace algodón de azúcar, manzanas acarameladas con musica de organillero parisino. Princesas de Disney o PowerRangers hacen un numero que deja a las niñas extasiadas y a los varones acelerados. Globólogo matriculado.

2 o 3 hijos: Búsqueda del tesoro. Si la cosa se pone espesa y empiezan a volar los golpes, les dan el tesoro y que se las arreglen entre ellos. Las mujeres animadoras se van todas al baño hasta que termine el cumpleaños.

4 o mas hijos: Cuando todo se desmadra, les pones una película que le compraste a un hippie en plaza Once. Está en rumano y tiene subtitulos en finlandez pero no importa, tiene violencia, tiros, golpes y unas patadas fenomenales. El gordito Estevez faja a mas de uno. Llantos.

Gracias por venir!

1 hijo: Una caja forrada en pana que adentro tiene un souvenir que dice: mi cumpleaños y una foto del agasajado con un marco de alpaca repujada. Caramelos, chicles y chocolates traídos de Miami.

2 o 3 hijos: bolsitas de celofán con caramelos y chicles comprados en el mayorista, papel picado y un pito o matraca. Cartelito de propaganda del lugar donde se hizo el evento.

4 hijos o mas: Un pedazo de torta y, si sos el gordito Estevez, un ojo morado.

Fin de Fiesta

1 hijo: La música del organillero parisino va bajando de volumen a medida que los invitados se van retirando. Un empleado ayuda a cargar todos los regalos y lo que sobró de torta, el homenajeado sonríe con los cachetes colorados después de pasar el mejor día de su vida y la madre le estampa un beso en cada mejilla a la party-planner que hizo que todo esté de maravillas. El video, compaginado y el álbum de fotos lo mandarán en una semana a casa.

2 o 3 hijos: las madres van llegando a recoger a los chicos y una se desvive por encontrar los buzos, camperas y bufandas que desparramaron por todas partes. El gordito Estevez no aparece y se vive un momento de pánico. Al final lo encuentran entre las pelotas del pelotero terminándose la chocotorta. Las animadoras salen del baño.

4 o mas hijos: La madre, agotada y con dolor en los pies les cuenta a las otras madres que los chicos se portaron para el culo, los chicos le cuentan a las madres que la fiesta fue un embole. La mamá del gordito Estevez llega hora y media mas tarde a buscarlo. El primo Pablo se va rengueando a su casa pero prometiendo venganza para el año que viene.

¡ Y al año siguiente, invariablemente, todo vuelve a empezar!

Haciendo los deberes con mi hijo…

20 Abr

“A los veterinarios la nacion toda les debe respeto y homenaje”¿A quienes? “A los veterinarios”. Lee bien. “A los ve-te-ra-nos”

about 4 hours ago via TweetDeck

Ayudar a hacer los deberes a un hijo de entre 6 y 18 años debería estar prohibido por la Convención de Ginebra y los tratados internacionales. Sé lo que les digo, soy madre de tres. Y aquí expongo mis razones:

  1. No es recomendable para la buena relación materno-filial:Una logra odiar a un hijo cuando no es capaz de leer una oración del estilo “mamá amasa la masa” sin deletrear. Y los hijos logran odiar a la madre cuando esta dice por vez numero cuarenta: leelo de vuelta pero, esta vez, leelo bien.
  2. Te hace dudar de que semejantes burros sean tus hijos: Definitivamente, a vos te cambiaron en la clínica, yo tomé ácido fólico todo el embarazo y a vos el cerebro no se te desarrolló del todo.
  3. Te enfrenta con el padre de tus hijos (y con toda la familia política): Esto no viene de mi lado, para mi que son los genes de tu padre…
  4. Generás un odio natural hacia institución educativa: ¿Para qué pago el colegio si después las tablas te las tengo que enseñar yo? ¿Eh?
  5. Compadeces a la maestra al pensar que si vos no podes con uno, al que te unen lazos de sangre¿Cómo hará ella con 28?
  6. Te preguntas, seriamente, si no sería mejor dejar que tus hijos aprendan en la escuela de la vida.A vos te trae menos problemas y es mucho mas barato. Sobre todo cuando la cuota del colegio llega junto con el boletín.
  7. Evaluás la posibilidad de entregar a tus hijos a unos gitanos que justo pasan por ahí y que ellos se hagan cargo de las enseñanzas del mocoso. No sabrá la tabla del 7 pero aprenderá a bailar calé y quién te dice, capaz que termina famoso como Joaquín Cortés.
  8. Te sorprendes al ver que no podes leer la letra imposible, borroneada, escrita con lápiz negro. Te das cuenta que necesitas anteojos. Buscas el teléfono y pedís hora en el oculista y mientras, tu hijo escapa y se va a jugar a la pelota.
  9. Volvés a aprender las tablas.Otra vez te resulta dificilisimo acordarte que 7×8 es 56 y que 8×9 es 72. Buscas la calculadora para corroborar el resultado. Tu hijo, nativo tecnológico, te la afana y la mete en su mochila.
  10. Volvés a aprender los ríos de la provincia de Córdoba.Te das cuenta de que no eran tan difíciles, 1°, 2°, 3°, 4° y 5°. Le explicas lo fácil que es al energúmeno, pero el no lo entiende.

Por esto y por muchas cosas mas hay que desentenderse de la educación de los hijos. ¿Acaso tu madre se hacía cargo? ¿Alguna vez te calcó un mapa de Asia menor? Las madres de antes tenían paciencia mas corta y mano mas larga. Y en algún momento nos equivocamos las madres modernas y aquí nos ven,sentadas al lado del párvulo ignorante, poniendo los ojos en blanco, intentando que sean capaces de escribir dos renglones de la palabra “observador” sin errores de ortografía. Déjenme que les avise de antemano: No lo logran. Al menos el mío, no.